martes, 27 de julio de 2021

Feminicidios, inundaciones y periodistas muertos: Entonces, ¿de qué de ríe López Obrador?

Una semana se caos en la republica mexicana le está dando la vuelta al mundo, pero sobre todo, nadie se explica como es que el presidente se ríe de las muertes e inundaciones de su pueblo.


Feminicidios, inundaciones y periodistas muertos: Entonces, ¿de qué de ríe López Obrador?
  • whatsapp
  • linkedin

El mundo atraviesa una de sus etapas más agrias toda vez que nos sorprendió el virus del covid 19 sin nadie esperarlo. Con ellos llegó una crisis económica que acentuó las carencias globales, y cuando se piensa que nada podría estar peor para algunos, países como México levantan la mano toda vez que a las crisis ya mencionadas se suman una serie de desatenciones gubernamentales que se creyó tendrían solución cuando la nueva administración de Andrés Manuel López Obrador entrara al poder, pero lejos de que eso pasé, hay muchas risas que pocos se explican por parte del líder de aquel país.  

 

En primer lugar, está la inseguridad, por muchos años el tema de urgencia en México. Tema que, para mayor desgracia, guarda subcategorías mayormente preocupantes como la violencia de género que produce 10 mujeres asesinadas al día. Sin importar las quejas de las mujeres en el país que las ha llevado a la toma de las mismas oficinas de Derechos Humanos en la capital de la república, las muertes sólo incrementan.  

De ese modo, la última víctima de un crimen de odio en contra de las mujeres se reportó en Quintana roo, toda vez que la joven Alexis fuera hallada muerta unos cuantos días atrás y luego de permanecer algún tiempo desaparecida. Así, entre compañeros de la chica y grupos feministas del estado, fueron a protestar a fuera de la alcaldía de su municipio para exigir justicia y mayor seguridad, pero lo peor vino cuando los policías se la zona mitigaron las protestas a tiros hiriendo a periodistas y estudiantes dejando lamentables imágenes en redes que ya le dieron la vuelta al mundo.  

Esta misma semana se reportó el asesinato del periodista Israel Vázquez Rangel, reportero de la nota roja que daba seguimiento a las notas del crimen organizado en Salamanca, Guanajuato. El hombre fue emboscado por un grupo armado en ese municipio mexicano a tiros, quedando sin vida sobre la vialidad de una de las carreteras que conducen al lugar. Lo desgarrador del asunto, fue que su amigo y compañero de redacción, fue el que llegó de primero al lugar de los hechos y dio la crónica a nivel nacional del evento.  

México es el segundo país más peligroso para ejercer el periodismo en el mundo por encima incluso de países en guerra como Afganistán. Desde el 2000 ha sido asesinados 133 periodistas en el país azteca, 13 de ellos en la actual administración de Andrés Manuel López Obrador y 4 en lo que va de este año. Según datos de la organización no gubernamental Articulo 19, en México el 99.3% de los asesinatos en contra de periodista, no son investigados intensivamente.  

Todo esto tiene lógica luego que la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, saliera a decir el día de ayer que el periodista Israel Vázquez Rangel, fue en parte su culpa pues estaba presente en una zona peligrosa en una hora no adecuada, cosa que ha indignado al gremio periodístico en el país. De paso se ha señalado la responsabilidad compartida del presidente López quien desde su conferencia mañanera en México ha desprestigiado en ejercicio periodístico descalificándolos y atacándolos, a veces, con afirmaciones falseadas o dudosas.  

Por si esto no fuera poco, otro estado dentro del país, de hecho, el estado del que es oriundo el presiente, ha levantado llamadas de alerta a todo el país, toda vez que por las fuertes lluvias se desbordara el rio Grijalva en aquel estado y dejara a su paso poco más de 120,000 mil viviendas afectadas y más de 190,000 damnificados en el estado. Los vecinos enfurecidos ante la poca respuesta del gobierno de su país han mostrado su indignación acusando a López Obrador de cobarde y mentiroso, pues el dignatario se resumió a visitar la montado en un helicóptero, desde donde se le pudo ver sonreír ante la pena de los ciudadanos, muy parecido a lo que acontece en las constantes y largas conferencias que todos los días da desde palacio nacional.  

Por si no fuera poco, hay quienes han acusado a los dirigentes la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el país, de ser responsables de lo sucedido en el estado. El gobernador, ante esto dijo que demandaría al director general de CFE, Manuel Bartlett, pues su mal manejo de la presa “Peñitas” que, en apariencia, habría sido la causante de todo el incidente. Cuando al director del organismo se le cuestionó sobre esto el día de ayer, respondió diciendo que la demanda le daba risa.  

Todos estos bochornosos eventos tuvieron lugar en menos de una semana en México, por otra parte, el país está por rebasar el millón de casos confirmados y las cien mil muertes por Covid 19, y sus ciudadanos ya han roto la cuarentena, aunque no de manera oficial, sin ahondar en el aspecto de que lo servicios médicos son insuficientes y que los pacientes de cáncer, por ejemplo, no cuentan con medicamentos óptimos para su tratamiento. Un escenario desolador que no parece acabar pronto y ante lo que se preguntan los mexicanos, ¿de qué se ríe el presidente López Obrador cuando el país está llorando?  

Autor

Adolfo Reyna

Te puede interesar