lunes, 26 de julio de 2021

Putin y Rusia no reconocen la victoria de Joe Biden en apoyo a su mejor espía Donald Trump

Existen elementos suficientes para acusar al todavía presidente de los Estados Unidos de dar información privilegiada a Rusia y su presidente Vladimir Putin.


Putin y Rusia no reconocen la victoria de Joe Biden en apoyo a su mejor espía Donald Trump
  • whatsapp
  • linkedin

Las noticias en torno a la presidencia de los Estado Unidos no cesan y al parecer esta tendencia no cambiará en un buen rato toda vez que los resultados no tienen a todos demasiado contentos. En este sentido el día de hoy trascendió que el presidente de Rusia, Vladimir Putin se resiste a aceptar el triunfo de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos y esto como es natural ha levantado sospechas y recordado los oscuros vínculos del presidente ruso con Donald Trump.  

Por principio de cuentas hay que decir que no es el único presidente en el mundo que se ha negado a dar como valido el triunfo de Biden en Norteamérica, pues además de él, los mandatarios tanto de México, Andrés Manuel López Obrador, como el de Brasil, Jair Bolsonaro, han guardado silencio ante la inminente sucesión en el poder del país de las barras y las estrellas.  

Tanto Rusia, México y Brasil, discrepan del resto de países en el mundo que en cuanto los comicios dictaminaron que Biden obtuvo los 270 votos electorales necesarios, esto luego de ganar Pensilvania y Nevada, que emitieron a través de sus líderes, las felicitaciones pertinentes para validar el triunfo del candidato demócrata. Así, Francia, Canadá y Alemania, fueron los primeros en pronunciarse a favor de Joe #Biden e impedir de paso y de ese modo, cualquier amague de #Trump por invalidar la elección.  

Pero el caso de Vladimir Putin es distinto y levanta muchas dudas en el seno de la política norteamericana y del mundo toda vez que se recuerdan las añejas acusaciones en contra del todavía presidente de aquel país de ser espía de Rusia y filtrar información privilegiada a ese país.  

Todo comenzó cuando Donald Trump despidió hace un par de años al entonces director del FBI James Comey y después en una extraña reunión en la casa blanca, de alguna forma le dio esa información a el embajador ruso Sergei Kislyav y al ministro de exteriores Sergei Lavrov, pero no solo eso, sino que Trump habría compartido información con ellos sobre una operación secreta israelí.  

Fue en ese momento en que el mismo FBI comenzó una investigación para determinar si Donald Trump es un espía ruso, pues no hace falta señalar los históricos desencuentros entre estos dos países. El Washington Post ha relevado en una indagación periodística que es consultable en la red, que Donald Trump ha hecho esfuerzos sobre humanos por esconder el contenido de las cinco conversaciones que ha tenido con el presidente ruso Vladimir #Putin, pues ya muchos comienzan a sospechar de la extraña relación que existe entre estos dos personajes.  

De hecho, se sabe que Donald Trump le ha quitado las notas a sus intérpretes que han participado de estos encuentros a fin de mantenerlos en secrecía y es que como se sabe, las notas de este tipo se resguardan por un tiempo pertinente y luego son liberadas para que forman parte de un archivo histórico, pero al parecer Trump no está dispuesto a que eso suceda.  

De ese modo, la negativa de Vladimir Putin a no reconocer el triunfo de Biden hasta no tener resultados oficiales, que se ha hecho nota en el mundo hoy, no hace más que reavivar las sospechas que su postura no es otra cosa que las reservas naturales de un gobierno quien en la destitución de Donald Trump al frente del gobierno de los Estados Unidos no solo ven la pérdida de un aliado más, sino el inminente juicio de un país que no perdón la traición sin importar de dónde venga y quien la pague.  

 

Autor

Adolfo Reyna

Te puede interesar