miércoles, 4 de agosto de 2021

El Parkinson de Vladimir Putin podría ser un llamado de la naturaleza para la paz

Hay un par de evidencias que hacen suponer que Vladimir Putin estaría enfermo y estaría cerca de dejar el poder en su país.


El Parkinson de Vladimir Putin podría ser un llamado de la naturaleza para la paz
  • whatsapp
  • linkedin

Los hilos políticos del mundo se están moviendo, sobre todo a raíz de las presentes elecciones presidenciales en los Estados Unido entre Joe Biden y Donald Trump, que, dicho se de paso, siguen sin resolverse luego de tres días de conteos preliminares. Eso ha detonado un sinfín de preguntas, por ejemplo, las relaciones con otros países, particularmente con aquellos cuyo régimen socialista es el que impera. Se sabe que Trump no ha dejado en los mejores términos estas relaciones y no es cualquier tema pues en ello se empeñan ciento de intereses que afectan al mundo entero.  

Esto trajo una reflexión interesante y es que uno de esos países es Rusia, país liderado por #VladimirPutin desde hace veinte años ininterrumpidos. Las relaciones Rusia, históricamente han sido ríspidas y sin importar las acusaciones en contra de Trump por parte del FBI sobre si ha filtrado o no información privilegiada para los rusos, siempre es mejor que un nuevo presidente, también sin importar las ilusorias ideas de que pueda ser Biden un socialista, entre al quite y apacigüe lo ánimos.  

Hasta el momento, esa es la ecuación más sana para el mundo, pero hay un factor que no se esperaba y que tiene al Kremlin de cabeza en las últimas horas, y es que aparentemente aquel que se dilucidaba como un largo futuro de Putin al frente de Rusia, podría terminar de buenas a primeras y por los motivos menos esperados, la salud del mismo presidente.  

El diario británico The Sun ha sacudido al mundo la mañana de este viernes al asegurar que Vladimir Putin padece Parkinson y que eso lo estaría llevando a analizar abandona el poder en un año aproximadamente e incluso ofrece un par de argumentos como prueba de todo esto.  

Primero que nada The Sun redacta que, en las últimas apariciones públicas de Putin, puntualmente en sus videoconferencias como consecuencias de la crisis sanitaria del Covid 19, notan una tendencia marcada del presidente ruso por tomarse las manos o directamente esconderlas, pues al parecer las secuelas del malestar ya serian bastante evidente. Eso, además de que señalan que nos la primera vez que se le asocia a Putin con una enfermedad de este tipo, pues en ocasiones anteriores se ha señalado su rigidez al caminar y que esto puede ser un signo de un padecimiento neurodegenerativo ya presente en el mandatario.  

Por otro lado, la noticia cobró relevancia pues se sabe que el parlamento ruso ha promovido una iniciativa para modificar sus estatutos internos y que de ese modo el ahora presidente Putin pueda ser senador vitalicio una vez dejado el puesto como líder de una de las naciones más importantes en el mundo.  

Por supuesto hay quienes ha invitado a la cautela a todos, pues se sabe que al mismo tiempo The Sun es uno de los medios más cuestionados en los últimos años en su país, sin importar que en días recientes e hayan ganado una demanda a Johnny Depp por difamación en su caso con la actriz Amber Heard, toda vez que el juez en turno dictara que lo dicho por el diario era “potencialmente verdadero”.  

Al final de cuentas, los ojos del mundo podrían estar momentáneamente centrados en el opuesto equivocado hasta el ahora, pues de este lado del planeta, las elecciones presidenciales son supervisadas por un sistema electoral que, aunque con fallas, es útil y se acerca lo más posible a la justicia, particularmente en unas elecciones en que se ha impuesto un récord histórico en cuanto a participación, y por ejemplo, Joe Biden ha rebasado la marca de Barack Obama.  

Por otro lado, en un país en que los procesos democráticos siempre están bajo sospecha, sería la naturaleza la que estaría una vez más urgiendo el orden natural de las cosas que de entrada traiga paz social para una sociedad en que en pleno siglo XXI las personas de la comunidad LGBTTTIQ son perseguidas y encarceladas, y las mujeres padecen altos índices de violencia de género sin ser atendidas. De paso, le viene bien alguien nuevo que con suerte se entienda bien con quien en apariencia le quitará el trono a Trump y tratará de limpiar el desastre que hizo.  

  • whatsapp
  • linkedin
Autor

Adolfo Reyna

Te puede interesar