viernes, 30 de julio de 2021

El apoyo republicano a Donald Trump empieza a romperse

La familia de Donald Trump acusa al partido de darle la espalda en estos momentos tan complicados


El apoyo republicano a Donald Trump empieza a romperse
  • whatsapp
  • linkedin

Tras las acusaciones falsas de Donald Trump asegurando que se estaba cometiendo un fraude electoral, su propio partido estaría a punto de darle la espalda. Sus miembros entran entre el rechazo ante unas acusaciones tan graves o el distanciamiento; pero, en general, Donald Trump se encuentra completamente solo en su lucha por permanecer al frente de la Casa Blanca.

Las diferencias entre Donald Trump y su partido, los Republicanos, son cada vez más grandes

El discurso pronunciado este mismo jueves por el todavía presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, que se ha caracterizado por sus graves acusaciones sobre un supuesto fraude electoral, sin presentar ni una sola prueba que sustente sus gravísimas acusaciones ni un tribunal que lo apoye; ha provocado un daño colateral: la ruptura del propio mandatario (junto a su grupo de asesores más cercanos) con el Partido Republicano.

La cúpula del Partido Republicano está guardado silencio, utilizando como canal de comunicación el canal de ideología conservadora Fox News, que se convertiriía en el primer medio en confirmar al demócrata Joe Biden como vencedor de estas elecciones.

Las distintas reacciones tras la comparecencia ha puesto de manifiesto, nuevamente, las diferencias que existen entre Donald Trump y el partido Republicano del que es candidato. Por ejemplo, durante la noche electoral de este miércoles, después de que el propio Donald Trump se autoproclamase ganador, cuando aún el recuento estaba en la mitad, Mitch McConnell, responsable del partido fuera de la Casa Blanca, dejó muy clara su postura:

“Decir que has ganado las elecciones y esperar a que termine el recuento son dos cosas distintas”.

Eso sí, Mike Pence, vicepresidente y portavoz del partido Republicano en la Administración, lleva varios días intentando recontextualizar las mencionadas declaraciones de Donald Trump en un intento de proteger la “integridad de la votación”, la familia de Trump ha condejado, a lo largo de las últimas horas, sin ningún tipo de paliativos lo que consideran que es una falta total de respaldo por parte del grupo republicano.

Donald Trump Jr, en Twitter, escribía: “La ausencia total de acciones de virtualmente todos los “presidenciales republicanos para 2024” es bastante asombrosa” (…) “Tienen la plataforma perfecta para demostrar que tienen ganas y son capaces de luchar, pero en su lugar se acobardan ante la turba de los medios” .

Pero el senador republicano Rob Portman ha contestado a la comparecencia de Trump a última hora de este jueves: “Tenemos que respetar el proceso y asegurarnos de que se cuentan todas las papeletas depositadas acorde con las leyes del estado. Es así de simple”.

Pero no ha sido el único: Marco Rubio, senador republicano por Florida, que ha escrito en su cuenta de Twitter: “Tardar días en contar votos no es un fraude”. Y Chris Christie, antiguo asesor del propio Donald Trump y ex-gobernador de Nueva Jersey, remarcó:

“Como ex-abogado que soy, no hay base alguna para el argumento que he escuchado esta noche. Es que no la hay y estoy completamente en desacuerdo con lo que he escuchado”.

Eso sí, el más contundente ha sido Adam Kinzinger, del estado de Illinois (como varios representantes del partido republicano de ciudades con mayoría de voto demócrata) que ha subrayado:

“Basta. Punto. Basta. No podemos minar nuestra propia integridad electoral con comentarios como estos, que pueden incitar a la violencia. Esto se está convirtiendo en una locura”.

Incluso Denver Riggleman, representante de Virginia (donde los votos se decantaron por Biden), también ha compartido un enérgico mensaje en contra de las palabras de Trump:

“He prestado el juramenteo de defender este país y luchar por los ideales democráticos que representa. Contemos todos los votos, sí, pero basta de decir tonterías, señor presidente, y respete el proceso democrático que realmente hace grande a América”.

Incluso, el ex-gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, representante del sector más ultraconservador del partido, ha contestado a Trump:

“Si el presidente pierde, pues pierde. Nunca podemos olvidar que aquí se gana con votos, no con balas”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar