domingo, 25 de julio de 2021

Corea del Norte dice que esperará "un poco más" antes de atacar la isla de Guam

Desde Estados Unidos toman esas declaraciones como una muestra de la intención de rebajar la tensión en la escalada verbal de las últimas semanas.


Corea del Norte dice que esperará "un poco más" antes de atacar la isla de Guam
  • whatsapp
  • linkedin

Corea del Norte ha frenado en su amenaza de lanzar misiles balísticos hacia Guam, diciendo que esperaría para evaluar "la conducta absurda y estúpida" de Estados Unidos antes de llevar a cabo los lanzamientos.

La declaración se produjo cuando Estados Unidos y Corea del Sur se preparaban para llevar a cabo ejercicios militares conjuntos en la Península Coreana y las aguas circundantes, a pesar de la vehemente oposición de Corea del Norte a tales simulacros.

En respuesta a las amenazas del presidente Trump, el ejército norcoreano anunció la semana pasada que a mediados de agosto presentaría un plan a Kim Jong-un, el líder del país, para lanzar cuatro misiles balísticos en las aguas alrededor de Guam, donde Estados Unidos tiene bases militares.

El lunes, Kim revisó el plan mientras visitaba el mando de la Fuerza Estratégica del Ejército Popular Coreano, pero dijo que esperaría un poco antes de decirle al ejército que continúe con los lanzamientos de misiles, según han informado los medios de comunicación estatales.

"Dijo que los imperialistas de Estados Unidos se pusieron una cuerda alrededor de su cuello debido a su temeraria batalla de confrontación militar, agregando que ellos estudiarían un poco más la conducta tonta y estúpida de los yankees", dijo el informe de la Agencia Central Coreana de Noticias.

La decisión de Kim de esperar "un poco más" antes de ordenar los lanzamientos representó una ligera disminución de las tensiones y llegó después de que algunos de los principales ayudantes de Trump el lunes trataran de apaciguar los temores de un choque después de su amenaza de lanzar “furia” en Corea del Norte.

Corea del Sur

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ofreció el martes una reprimenda a las discusiones del gobierno Trump sobre posibles respuestas militares a Corea del Norte, diciendo que ningún país debe tomar medidas militares en la península coreana sin la aprobación de su gobierno.

"Sólo Corea del Sur puede decidir sobre una acción militar en la Península Coreana", dijo Moon durante un discurso televisado nacional que marca el Día de la Liberación Nacional, que celebra el fin del dominio colonial japonés de Corea al final de la Segunda Guerra Mundial. "Nadie debería ser autorizado a decidir sobre una acción militar en la Península Coreana sin el acuerdo surcoreano".

En los últimos días, los surcoreanos se han preocupado cada vez más por un posible conflicto militar tras las amenazas de Trump contra Corea del Norte.

A medida que el intercambio de retórica combativa se intensificó entre Trump y Kim, Moon y su oficina han emitido un flujo constante de declaraciones contra cualquier conflicto armado en la península.

Aunque la última declaración de Moon no mencionó a Trump por su nombre, marcó su más fuerte expresión de desaprobación acerca de las opciones militares que Washington consideraba.

En una reunión con Moon el lunes, el general Joseph F. Dunford Jr., presidente del Estado Mayor Conjunto, estuvo de acuerdo con el líder surcoreano en que el enfrentamiento con las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte debería resolverse a través de la diplomacia y con sanciones. Pero el máximo general estadounidense agregó que Estados Unidos estaba preparando opciones militares en caso de que esos esfuerzos fracasaran.

"La prioridad de los militares de Estados Unidos es apoyar los esfuerzos de nuestro gobierno para lograr la desnuclearización de la Península Coreana a través de la presión diplomática y económica", dijo el general Dunford en un comunicado en lengua coreana publicado por la oficina de Moon después de la reunión del lunes. "Estamos preparando una opción militar en caso de que estos esfuerzos fracasen".

China

El martes, el general Dunford se reunió en Pekín con su homólogo chino, el general Fang Fenghui, para hablar sobre Corea del Norte, así como Taiwán y el Mar de China Meridional. No está claro qué mensaje entregó el general Dunford, o si los generales discutieron la propuesta de China de que Corea del Norte congelara sus pruebas nucleares a cambio de que Estados Unidos recortara bruscamente sus ejercicios militares con Corea del Sur.

El Pentágono y el Departamento de Estado han dicho en los últimos días que el gobierno de Trump favorece la diplomacia para resolver la expansión nuclear de Corea del Norte, pero rechazaron la propuesta de China, que fue presentada por primera vez a principios de este año.

En una declaración después de la reunión, el General Fang mantuvo un tono conciliador sobre la relación entre Estados Unidos y China, pero no mencionó a Corea del Norte. "La cooperación es la única opción correcta entre China y Estados Unidos", dijo.

En su discurso del martes, Moon dijo que su gobierno "hará todo lo posible para prevenir la guerra". Al mismo tiempo, instó a dialogar con Corea del Norte, repitiendo su creencia de que las sanciones por sí solas no pueden resolver la crisis sobre las armas nucleares de Corea del Norte y sus programas de misiles.

"El propósito de fuertes sanciones y presiones contra Corea del Norte es llevarla a la mesa de negociaciones, no para aumentar las tensiones militares", dijo.

El líder surcoreano instó a Corea del Norte a ayudar a crear un impulso hacia el diálogo al no realizar más pruebas nucleares o de misiles.

También reiteró su propuesta a Corea del Norte de que las dos Coreas organicen reuniones de familias separadas durante la Guerra de Corea de 1950-53 como un primer paso para aliviar las tensiones y mejorar los lazos en la dividida Península Coreana.

Rusia

China y Rusia también mantuvieron la presión sobre Corea del Norte y Estados Unidos para bajar sos tonos beligerantes. El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, pidió a su homólogo ruso, Sergey V. Lavrov, en una llamada telefónica el martes que sus gobiernos "no permitan que nadie provoque incidentes a las puertas de China y Rusia" .

"La tarea urgente es acabar con las palabras y acciones mutuamente provocativas entre Corea del Norte y Estados Unidos", dijo Wang. "Enfriar las tensiones y evitar que una" crisis de agosto" se desarrolle”.

Te puede interesar