jueves, 5 de agosto de 2021

Los líderes mundiales consiguen avances en el cambio climático sin EEUU

Todos los del G20 menos Estados Unidos se reafirman en el acuerdo de París, firmando un plan detallado de la política que esboza cómo sus países podrían alcanzar los objetivos.


Los líderes mundiales consiguen avances en el cambio climático sin EEUU
  • whatsapp
  • linkedin

Los líderes del G20 lograron un compromiso ayer sábado para avanzar colectivamente en el cambio climático sin Estados Unidos, declarando el acuerdo de París "irreversible" mientras reconocían que Trump se retiraba del acuerdo.

En un comunicado final al concluir la cumbre del Grupo de los 20 en Hamburgo (Alemania), las naciones tomaron "nota" de la decisión de Trump de abandonar el pacto y de "cesar inmediatamente" los esfuerzos para promulgar la promesa del ex presidente Barack Obama de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero entre el 26 y 28 por ciento por debajo de los niveles de 2005, para 2025.

Pero los otros 19 miembros del grupo rompieron explícitamente con Trump y se reafirman en el acuerdo internacional, firmando un plan detallado de la política que esboza cómo sus países podrían alcanzar sus metas en el pacto.

La declaración y la adopción del Plan de Acción para el Crecimiento del Clima y Energía del G-20 terminan tres días de intensas negociaciones sobre cómo darle forma a la respuesta del mundo a la decisión de Trump de retirarse del acuerdo climático de París. "Es una clara indicación de que Estados Unidos se ha aislado una vez más del cambio climático y está retrocediendo mientras que las otras grandes economías intensifican y compiten en el mercado de energía limpia creado por el Acuerdo de París estimado en más de 20 billones de dólares”, dijo Andrew Light, asesor de cambio climático en el Departamento de Estado bajo el mando de Obama.

Las diferencias entre Estados Unidos y otras naciones sobre el clima, el comercio y la migración dieron lugar a una complicada cumbre, que se desarrolló en medio de grandes protestas que, incluso, se volvieron violentas, con varios heridos y manifestantes incendiando coches y saqueando las calles de la ciudad alemana.

"Nada es fácil", dijo Trump sobre la reunión del sábado, mientras felicitaba a su anfitriona, la canciller Angela Merkel, de Alemania, que trabajó para salvar la brecha entre Estados Unidos y otras naciones por manejar el desafío "tan profesionalmente".

Corea del Norte

Horas después, al comienzo de una reunión de alto nivel con el presidente Xi Jinping de China, Trump prometió enfrentar la amenaza planteada por Corea del Norte "de una manera u otra", y dijo apreciar los esfuerzos del líder chino para responder a las últimas provocaciones de Pyongyang.

"Puede tomar más tiempo de lo que me gustaría, puede tomar más tiempo del que usted quisiera, pero al final lo lograremos, de una manera u otra", dijo Trump. “Hay que hacer algo al respecto”.

Al tratar de lograr un consenso entre los líderes asiáticos sobre la mejor manera de tratar con Corea del Norte, Trump también mantuvo una reunión separada con el primer ministro Shinzo Abe de Japón. Los dos líderes abordaron "el problema y la amenaza de Corea del Norte", dijo Trump.

Merkel

La redacción sobre el cambio climático en el comunicado representó una victoria para Merkel, que desempeñó un papel importante en forjar un compromiso después de que Francia planteara objeciones.

En los demás aspectos, sin embargo, la reunión de la cumbre tuvo que ser una decepción amarga para el canciller. Cuando la reunión se planificó por primera vez para Hamburgo, el lugar de nacimiento de Merkel, ella tenía esperanzas de que Hillary Clinton, su probable socio político, fuera la presidenta de Estados Unidos. De esta forma, usaría el evento como una parte importante de su campaña de cara a las elecciones de septiembre.

Pero Trump tiende a acaparar la atención de los medios de comunicación, incluso en Alemania, donde es profundamente impopular. Esa cumbre siempre fue principalmente sobre Trump y su primera reunión con Putin. También lo fue sobre los esfuerzos de la mayoría del resto del mundo intentando convencer al presidente estadounidense de que ablande sus posturas sobre el comercio mundial y el clima, con Merkel en un papel secundario, tratando de conseguir algunos compromisos.

Ambiente

La atmósfera alrededor de Hamburgo ha sido la de una zona blindada, nada acogedora, con 20.000 policías pidiendo más refuerzos para tratar de proteger a los diferentes líderes. Hasta el momento, 213 agentes de policía han resultado heridos, y hay más de 100 detenidos.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar