sábado, 24 de julio de 2021

El yerno de Trump trató de crear un canal de comunicación secreto con Rusia

La conversación tuvo lugar en diciembre y el objetivo fue crear una vía de comunicación secreta para discutir estrategias en Siria y otras cuestiones políticas.


El yerno de Trump trató de crear un canal de comunicación secreto con Rusia
  • whatsapp
  • linkedin

Jared Kushner, el yerno y uno de los asesores de Trump, charló en diciembre con el embajador de Rusia en Estados Unidos sobre la posibilidad de crear de un canal secreto de comunicación entre el equipo de Trump y Moscú para discutir la estrategia en Siria y otras cuestiones de política, según tres personas que conocen la conversación, que tuvo lugar durante una reunión en la Trump Tower. Dicha reunión no se reconoció en aquel momento. También estuvo presente Michael T. Flynn, el general retirado que se convertiría en el breve consejero de seguridad nacional de Trump, según estas tres personas.

No está claro quién propuso por primera vez el canal de comunicaciones, pero las personas cercanas a la reunión dijeron que la idea era que Flynn hablara directamente con un alto funcionario militar en Moscú para discutir Siria y otros temas de seguridad. Finalmente, el canal de comunicaciones nunca se llegó a establecer. La Casa Blanca se negó a hacer comentarios el viernes por la noche.

La noticia de la reunión primero fue divulgada por The Washington Post. La revelación ha alimentado nuevas preguntas sobre las conexiones de Kushner con funcionarios rusos en un momento en que el FBI está llevando a cabo una amplia investigación sobre los intentos de Rusia de interrumpir las elecciones presidenciales del año pasado y si alguno de los asesores de Trump ayudó en la campaña rusa.

Funcionarios estadounidenses actuales y antiguos dijeron que las actividades de Kushner, como las de muchos otros alrededor de Trump, están bajo investigación, aunque no una investigación criminal.

En los días posteriores a la reunión con Kislyak, Kushner tuvo una reunión separada con Sergey N. Gorkov, un banquero ruso cercano al presidente ruso, Vladimir V. Putin.

The Post informó sobre la forma de establecer el canal directo, que se habría llevado a cabo a través de las instalaciones diplomáticas rusas para evitar ser vigilados en los canales de comunicación estadounidenses. El Post también afirmó que Kushner había propuesto el canal de comunicaciones y que pilló Kislyak por sorpresa. El New York Times, sin embargo, afirma no poder confirmar ese detalle.

Incluso si la propuesta se diseñó para discutir las cuestiones de política, no está claro por qué esas comunicaciones habrían tenido que llevarse a cabo a través de un canal secreto. Las agencias de inteligencia estadounidenses se enteraron de la discusión hace varios meses, según un alto oficial estadounidense. Lo que no está claro es si se enteraron de ello a través de las comunicaciones rusas interceptadas o por otros medios.

Trump asumió el cargo prometiendo mejores relaciones con Rusia en numerosas cuestiones, incluida una mayor cooperación para tratar de poner fin a la guerra civil en Siria. Durante la campaña presidencial, criticó con frecuencia la política de la administración Obama en Siria como innecesariamente antagonista hacia Rusia.

La idea detrás del canal secreto de las comunicaciones, dijeron los tres informantes, era que los militares rusos informaran a Flynn sobre la guerra siria y discutieran maneras de cooperar allí. Ninguno de los dos lados lo llevó a cabo. Y menos de dos semanas después, la idea fue desechada cuando Trump anunció que Rex W. Tillerson, ex ejecutivo de Exxon Mobil, que había trabajado estrechamente con funcionarios rusos en negocios de energía, era el elegido para convertirse en secretario de Estado. Las interacciones entre los asesores de Trump y Kislyak han sido una constante fuente de problemas para la nueva administración.

Te puede interesar