GALICIA | MENSAJE A LA UNIÓN EUROPEA

Las cooperativas agroalimentarias piden que los objetivos verdes no dañen la economía

Estas organizaciones muestran su compromiso con las iniciativas de Bruselas "Pacto Verde", "De la Granja a la Mesa" y "Biodiversidad para 2030".

Vacas de la Casa Grande de Xanceda. // www.casagrandexanceda.com

Vacas de la Casa Grande de Xanceda. // www.casagrandexanceda.com

Las cooperativas están a favor de sacar adelante las propuestas “verdes” de Bruselas siempre y cuando contemplen también la sostenibilidad económica. Las entidades representativas, Unión de Cooperativas AGACA y Cooperativas Agro-alimentarias de España muestran su adscripción a las iniciativas europeas presentadas estos días por la Comisión: “Pacto Verde”, ”De la Granja a la Mesa” y “Biodiversidad para 2030”, destinadas a modificar el modelo productivo agroalimentario europeo para luchar contra el cambio climático pero procurando un sector rentable.

AGACA lleva años trabajando por la sostenibilidad económica y el medioambiente

AGACA coincide totalmente con la nota publicada por la entidad nacional: "Preocupa que la Comisión Europea abra el debate con unos objetivos medioambientales muy ambiciosos, sin tener en cuenta la falta de rentabilidad de un sector productor que demostró ser básico en el abastecimiento de alimentos a la sociedad, mientras estuvo confinada por la pandemia de la COVID-19. Para alcanzar los objetivos será fundamental diseñar medidas de impulso estructural que sirvan para encarrilar el desequilibrio en la cadena alimentaria donde el sector productor es el eslabón más débil y el primero en sufrir. También será necesario abordar la pérdida de competitividad de un modelo productivo europeo que será más exigente, con respecto a los productos importados producidos con condiciones menos restrictivas, lo que es imposible de controlar en frontera (reciprocidad efectiva).

Los objetivos que se marquen deberán estar basados en la evidencia científica, en estudios de impacto e investigación de alternativas, y no en opciones ideológicas. También se necesitará una gran inversión pública y unos plazos de adaptación realistas. Las cooperativas agroalimentarias y los enfoques colectivos serán clave para que los agricultores y ganaderos puedan alcanzar y aportar resultados con una mayor eficiencia productiva y económica, porque se trata de producir bienes públicos ambientales que todos gozaremos y que el mercado no remunera.

Las cooperativas agroalimentarias son las empresas que, estando en manos de agricultores y ganaderos, podrán aplicar los cambios teniendo en cuenta la realidad de cada explotación, de manera menos costosa y eficiente para el productor, asegurando un mayor impacto positivo en el medio ambiente, además de verificable. Además, las cooperativas refuerzan la posición de los productores en la cadena y mantienen su competitividad en los mercados. Por tanto, son estructuras empresariales que se deben reforzar para asegurar la producción de bienes públicos en el mercado, sin dejar a los agricultores y ganaderos detrás, porque son las únicas capaces de generar mayor valor y transmitir el beneficio que generan. La sociedad debe saber, contrariamente a lo que se pueda percibir, que agricultores y ganaderos llevan más de 30 años trabajando por mejorar la sostenibilidad ambiental de sus explotaciones. Desde 1990 el sector redujo en un 20% sus emisiones y un 18 % sus vertidos de nitratos a los ríos, según datos de la propia Comisión Europea. Estamos convencidos de que la innovación y un mayor conocimiento contribuirán a hacer más, pero los poderes públicos deben comunicar a la sociedad la realidad del conjunto del sector, informando y huyendo de visiones negativas, porque la agricultura y la ganadería son parte de la solución y no son el problema.

Desde las cooperativas estamos absolutamente comprometidos con una dieta y los hábitos de consumo de alimentos sanos, que consideramos se alcanzarán progresivamente con políticas de educación y formación, y no culpabilizando producciones, como la ganadería, que son vitales en nuestras dietas, además de conseguir una gestión territorial sostenible económica, social y medioambientalmente".

Desde AGACA ya se está trabajando en numerosos proyectos encaminados al cumplimiento de los requisitos que marca en esta estrategia la Comisión Europea. Los proyectos de sostenibilidad ambiental y de biodiversidad en los que la entidad colabora actualmente o en los que ha colaborado proporcionan preparación en gestión y en el conocimiento técnico de las cooperativas y de las granjas gallegas. En este sentido, son destacables los siguientes proyectos en ejecución o ya desarrollados:

1º.- Proyecto CEPES/POISES (Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social), "Mejora de la competitividad de las explotaciones de ganado vacuno de leche mediante asesoramiento para la reducción de la Huella de Carbono y la Huella Hídrica". Proyecto de gran impacto y primero en su categoría, en España.

2º.- El proyecto H2020 Go-Grass de "Modelos de negocios circulares basados en pastos para cadenas de valor agroalimentarias rurales" tiene por objetivo principal crear nuevas áreas rurales basadas en pastos y forrajes verdes que se demostrarán eficientes en cuatro regiones de la UE.

3º.- Proyecto H-2020 SCOoPE dirigido a la industria cooperativa agroalimentaria con elevados consumos energéticos, busca el desarrollo e incorporación de un Sistema de Gestión Energética en las cooperativas que permita la mejora de la eficiencia energética en los procesos productivos de las agroindustrias.

TAMBIÉN EN:
Europa descubre la Economía Gig
Europa descubre la Economía Gig

flecha Por FERNANDO RODRÍGUEZ ESTÉVEZ


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...