GALICIA | LA ADMINISTRACIÓN SE ADAPTA A LA NUEVA NORMALIDAD

David Regades: "Prepararémonos para una nueva realidad laboral"

El delegado de la Zona Franca de Vigo presenta contenedores para reciclar material de protección frente a la Covid-19.

David Regades, con los nuevos contenedores.

David Regades, con los nuevos contenedores.

La Zona Franca de Vigo, siguiendo las indicaciones de la guía de "Buenas prácticas en los centros de trabajo" elaborada por el Ministerio de Sanidad, ha realizado una inversión destinada al suministro de los equipos de protección necesarios como mascarillas, guantes y soluciones desinfectantes, así como contenedores para el depósito de los elementos desechables a la finalización de la jornada. Este organismo se convierte así en la primera administración que pone en uso un punto de reciclado para materiales de protección personal del Covid-19.

Zona Franca refuerza los trabajos técnicos e informáticos

El delegado, David Regades ha organizado un equipo de técnicos responsables en la gestión de riesgos para que implementen todas las acciones necesarias que minimicen el contacto entre las personas trabajadoras y los clientes o público y muy particularmente, para que adopten medidas para la correcta gestión de los residuos que, por sí mismos, pueden ser una fuente de expansión de la pandemia. Por ese motivo, ya están instalados en todos los edificios en los que la plantilla del Consorcio desarrolla su actividad contenedores azules para depositar los guantes y contenedores grises donde poder deshacerse de las mascarillas.

Ante estas nuevas necesidades, el delegado asegura que "tenemos que estar preparados para esta nueva realidad laboral porque, desde ya, la manera que tendremos de funcionar será muy diferente; haber sufrido esta pandemia tendrá un impacto en nuestros hábitos personales y en nuestra forma de trabajar".

Los trabajos técnicos e informáticos también se están reforzando ya que con más empleados trabajando desde casa, situación que incluso se dará una vez superada la crisis, Regades considera que es necesario invertir en más y mejor tecnología para conectarse de manera más efectiva con los trabajadores en remoto.