GALICIA | SEGÚN UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Cuantos más bares, más consumo de alcohol entre preuniversitarios

Los autores de una investigación reclaman un mayor cumplimiento de la legislación respecto a la venta de alcohol a menores.

Preuniversitarios en una clase. // IPLER

Preuniversitarios en una clase. // IPLER





Los estudiantes de segundo de Bachillerato que residen en localidades de Galicia con una densidad de locales de venta y de consumo de alcohol de 8,42 a 9,34 por cada mil habitantes tienen un riesgo de un 39% más elevado de consumo de alcohol y un 29% mayor de consumo intensivo de alcohol que los que residen en municipios con menos de seis locales por cada mil habitantes. Es una de las principales conclusiones de un estudio que acaba de publicar un equipo del departamento de medicina preventiva de la Universidad de Santiago de Compostela en la revista GACETA SANITARIA y que se realizó con una muestra de 2.667 estudiantes recién llegados a este centro educativo superior en 2016 y procedentes de 223 municipios gallegos.



Diferencias significativas en el consumo entre ciudades gallegas

A pesar de que la venta de alcohol a menores está prohibida, la investigación revela que el 60,5% de los estudiantes universitarios de primer año manifestaba un consumo de riesgo de alcohol durante el año anterior y que el 28,5% declaraba un consumo intensivo de alcohol, es decir, que más de una vez al mes había consumido seis o más bebidas alcohólicas en una única ocasión.

Los resultados del estudio también muestran diferencias significativas según el municipio de procedencia de los estudiantes. Entre los principales municipios de Galicia, Lugo y Ourense presentan una prevalencia de consumo de riesgo de alcohol de alrededor del 70% de los estudiantes preuniversitarios y Santiago de Compostela y Pontevedra, del 60%.

En cuanto al consumo intensivo de alcohol, los municipios de Ferrol y Ourense presentaron una prevalencia de aproximadamente el 36%, mientras que en Santiago de Compostela y Pontevedra fue del 30%.

“Estos datos señalan la importancia de incluir la disponibilidad de alcohol en el entorno de las personas al estudiar los factores de riesgo del consumo de alcohol como una dimensión contextual que parece ser determinante para el consumo de riesgo de alcohol y el consumo intensivo de alcohol, más allá de los clásicos factores de consumo individual”, apuntan los autores del estudio. “Resulta llamativo que más de la mitad de los estudiantes preuniversitarios, menores de edad, declaren consumir alcohol en locales como bares o pubs. Esto habla de la necesidad de reforzar el cumplimiento de la legislación respecto a la venta de alcohol a menores”, concluyen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar