jueves, 6 de mayo de 2021

El PSOE ganaría las elecciones con un 29,2% del voto, a 10 puntos del PP

Vox sería tercera fuerza, con un 14%. Unidas Podemos y Ciudadanos empatan en torno al 10,5% del voto.


El PSOE ganaría las elecciones con un 29,2% del voto, a 10 puntos del PP
  • whatsapp
  • linkedin

La "nueva normalidad" de España tras la crisis sanitaria del coronavirus reforzaría a los grandes partidos del espectro político nacional. Según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el PSOE ganaría las elecciones generales con un 29,5% de los votos, a 10,3 puntos del principal líder de la oposición. El PP reuniría un 19,2% del electorado, por delante de un Vox que alcanzaría el 14% de los votos. Unidas Podemos seguiría su tendencia a la baja, manteniendo la cuarta posición, con un 10,8% de los votos (20 escaños). Ciudadanos aumentaría algo su apoyo, con un 10,5% (11 escaños).

Entre los partidos minoritarios, ERC sería el partido más beneficiado. La formación de Oriol Junqueras tendría un 2,9%, por delante de JxCAT y su 1,7%, de Más País y su 2,4% y del PNV y su 1,4%. EH-Bildu reuniría el 1,2%, por delante de Coalición Canaria con un 0,5%, BNG y su 0,5% y Na+ con 0,4%, incluso adelantando al PRC y su 0,1% y Teruel Existe, que mantendría su 0,1% (uno).

Por lo tanto, la política de bloques apenas cambiaría. El centro-izquierda (PSOE, y Unidas Podemos) aglutinaría el 42,7% de los votos frente al 43,7% de los votos del centro-derecha (PP, Vox y Ciudadanos). En escaños, se traduce a 145 de la izquierda y a 162 de la derecha. Por lo tanto, la decisión volvería a estar en los partidos minoritarios para ensalzar, de nuevo, a Pedro Sánchez en La Moncloa o formular nuevas alianzas, aunque Pablo Casado apuntale la Presidencia del Gobierno. 

Evolución del voto

El PSOE se mantendría como primera fuerza política y Pedro Sánchez como claro ganador, electoral y moralmente, de los comicios. Los socialistas aumentarían en 1,5 puntos el porcentaje de voto. El PP, sin embargo, tendría un resultado electoral peor que en el pasado 10 de noviembre, disminuyendo 1,8 puntos pero sin evitar que Vox siga siendo un partido fuerte en la derecha. El partido de Santiago Abascal perdería, no obstante, 1,2 puntos en intención de voto. Unidas Podemos caería hasta 2,2 puntos. Mientras tanto, el partido de Inés Arrimadas lograría frenar la hemorragia y ganaría 3,6 puntos.

Estos resultados, si bien pueden cambiar mucho hasta que se celebren unas elecciones, deberían servir como orientación para los partidos de cara a su estrategia de cara al nuevo curso político. Este barómetro sale justo en el momento de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) y de un nuevo enconamiento del Gobierno y del PP para desbloquear la enconada situación política. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, telefoneó al presidente del PP, Pablo Casado, este martes por la tarde después de llevar casi dos meses sin mantener una conversación telefónica "de tú a tú". La charla, de 45 minutos, no fue muy fructífera porque no alcanzaron un acuerdo sobre la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ): ambas partes rechazaron las pretensiones del contrario y no cedieron ni un ápice en su postura para desbloquear una negociación que lleva enconada desde hace dos años.

Te puede interesar