Felipe VI alerta sobre el riesgo de que España "caiga en el pesimismo"

El monarca inaugura el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, convocado bajo el lema "La fuerza de la recuperación"

El Rey, este lunes, en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar. / CASA REAL
El Rey, este lunes, en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar. / CASA REAL

El Rey inauguró este lunes el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, convocado bajo el lema "La fuerza de la recuperación" y celebrado por primera vez de forma virtual a causa de la crisis sanitaria con la participación de más de 800 empresarios familiares de toda España. En el auditorio de la Casa de América de Madrid y tras las palabras del presidente del Instituto de Empresa Familiar, Felipe VI reconoció que "el 2020 está siendo un año difícil". Pero a renglón seguido llamó a los españoles a "no caer en el pesimismo". "Sin duda, la pandemia representa un inmenso reto histórico para el país", admitió el monarca, avisando de que no solo "tendremos que recuperarnos de su impacto, de los daños que ha generado, sino también afrontar los retos que ya existían, que siguen ahí y que quizás no han hecho más que agrandarse: la sostenibilidad, el riesgo climático, la equidad social, la revolución tecnológica o la cooperación económica, política e institucional en los grandes asuntos globales".

Durante su discurso, el Jefe del Estado llamó a "las instituciones, las empresas y las familias" a "demostrar su capacidad y voluntad para unir fuerzas y encontrar soluciones tanto a corto como a medio y largo plazo". "Tenemos que poder dar más esperanza, que poder alinear toda esa energía y voluntad que tiene nuestra sociedad para salir adelante y que en unos años podamos sentir el orgullo y la gratitud de haber superado este inmenso reto", remachó el Rey, que considera a las empresas familiares "un pilar fundamental que, en estas circunstancias, puede contribuir a liderar la necesaria recuperación económica". "Sois una verdadera punta de lanza de la energía social de nuestro país", dijo dirigiéndose a los participantes en el congreso, a los que felicitó por el modo en que gestionan sus empresas, "desde valores firmes, intemporales, de libertad, responsabilidad y humanismo"

"Estáis siendo protagonistas de un cambio necesario en la forma de organizar, de aprovechar recursos, de cuidar el medio ambiente y de pensar en las próximas generaciones. Esta labor ha ido calando en la sociedad y hoy la sostenibilidad constituye un objetivo verdaderamente prioritario a nivel mundial", insistió don Felipe. Finalmente, solicitó a los empresarios familiares que continúen con su "labor y compromiso ante los momentos tan complicados que seguimos viviendo". "Las empresas familiares estáis en la vanguardia de la transformación de nuestro país y necesitamos seguir contando ahora y siempre con vuestro esfuerzo, empuje y responsabilidad para construir una España cada vez más próspera y dinámica", declaró.

Tras su alocución, el Rey mantuvo un encuentro con miembros de la Ejecutiva del Instituto de Empresa Familiar, como Simón Pedro Barceló, presidente de Barceló Corporación Empresarial; José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona; Juan March de la Lastra, presidente de Banca March; Francisco Riberas, presidente de Gestamp; Carlos Godó, consejero delegado del Grupo Godó; Sabina Fluxá, consejera delegada de Iberostar; o Rami Aboukhair, consejero delegado de Santander España. A su llegada a la Casa de América, Felipe VI fue recibido por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; y el presidente del Instituto de Empresa Familiar y presidente ejecutivo de Puig, Marc Puig.