Sanidad presiona para que Madrid tome medidas contundentes contra la pandemia

Desde al Ministerio de Sanidad aconsejan al gobierno regional diferentes medidas más estrictas, aunque la Puerta del Sol se resiste a aplicar las mismas medidas en toda la región.

El Grupo Covid-19, reunido, encabezado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa; y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.
El Grupo Covid-19, reunido, encabezado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa; y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

El Ministerio de Sanidad y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid llevan días bailando al son sobre las llamas. Con una segunda ola de la pandemia del coronavirus que está arrojando datos preocupantes en la región, Enrique Ruiz Escudero explicará este mediodía las nuevas restricciones que ha aprobado el gobierno de Isabel Díaz Ayuso para intentar controlar el coronavirus en la comunidad. Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad animan a tomar medidas muy drásticas por la "gravísima situación epidemiológica" que se vive en la región. 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró el pasado jueves que "vienen semanas muy duras" para Madrid. Por ende, solicitó a las autoridades sanitarias de la región "actuar con determinación para tomar el control de la pandemia en esta comunidad" sin especificar medidas en esta línea, un discurso apoyado por la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón; y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón. Tanto el ministerio como la comunidad científica apuntan a "criterios técnicos" para que se aprueben medidas que, aunque limite la vida de los madrileños, sirva para controlar la curva de contagios y hospitalizaciones en Madrid. Por ello, se dibuja como insuficiente la ampliación de áreas restringidas porque muchos vecinos de las mismas se tienen que trasladar a otros territorios no tan afectados por la pandemia para trabajar. 

El consejero de Interior, Justicia y Víctimas del Terrorismo, Enrique López, aseguró que lo que se quiere evitar a toda costa es la aplicación del estado de alarma en toda la comunidad y, previamente, un confinamiento general del municipio. 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, apuntó a nuevas medidas en la región y ofreció hasta 7.500 militares para que ejecuten diferentes tareas en Madrid (logística, desinfección, levantamiento de hospitales de campaña...). Sin embargo, señaló que no puede destinar a estos efectivos a la capital hasta que la presidenta de la región dé el visto bueno y solicite sus servicios. 

El Grupo Covid-19, que se reunirá semanalmente tras su constitución el pasado lunes tras la reunión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; será el espacio de diálogo en el que ambas administraciones consensuarán las medidas que, a su juicio, podrían ser útiles para la región. Está compuesto por el ministro de Sanidad, Salvador Illa; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.