Eduardo Inda, procesado por acoso a los hijos de Pablo Iglesias e Irene Montero

Según la jueza, OkDiario "alteró de forma evidente la vida cotidiana" del vicepresidente segundo del Gobierno, la ministra de Igualdad y los tres niños

Protestas frente al domicilio de Iglesias y Montero. / Twitter
Protestas frente al domicilio de Iglesias y Montero. / Twitter

Una jueza de la localidad madrileña de Collado Villalba ha procesado al director de OkDiario, Eduardo Inda, y al periodista del mismo medio Alejandro Entrambasaguas, según ha informado este jueves la agencia EFE. El motivo, acosar supuestamente a los hijos del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y de la ministra de Igualdad, Irene Montero. En el auto, al que ha tenido acceso EFE, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 del mencionado municipio, Sara Rodríguez, da traslado a la partes para que soliciten la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación o pidan el sobreseimiento del caso.

La magistrada ha citado a Inda y a Entrambasaguas el próximo lunes a las 10:00 horas para notificarles su procesamiento, contra el que cabe interponer recurso de reforma. La jueza considera que los hechos pueden ser constitutivos de un delito contra la libertad, que el artículo 172 del Código Penal castiga con pena de prisión de tres meses a dos años y multa de seis a 24 meses. Iglesias y Montero, en nombre de sus tres hijos -Manuel, Leo y Aitana-, presentaron una querella en diciembre de 2019 contra los dos procesados y la empresa Dos Mil Palabras S.L, titular y editora del polémico diario digital.

El auto considera que, "indiciariamente", Alejandro Entrambasaguas, durante noviembre y diciembre de 2019, "se personó en varias ocasiones en el domicilio de la cuidadora de los niños", donde el vicepresidente y la ministra dejaban cada día a los pequeños, "con la finalidad de obtener información sobre la misma y su actividad". Añade que, "con la misma finalidad, la llamó en varias ocasiones por teléfono". "Al no obtener la información directa de la cuidadora, acudió a la urbanización en la que se encuentra el citado domicilio y allí abordó a varios vecinos con el mismo fin", dice la jueza.

Debido a ese presunto acoso, "la cuidadora restringió las salidas a los parques infantiles de las zonas comunes" de la urbanización con los niños a los que cuidaba, "quedando limitada, por lo tanto, su actividad diaria y la de los menores". "Ante la reiteración de los hechos", el 31 de diciembre de 2019, tuvo que dejar de cuidar a los vástagos del también ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 y de la ex portavoz parlamentaria de Unidas Podemos. Este hecho, señala la magistrada, "supuso una alteración evidente en la vida cotidiana de los querellantes y de sus hijos, viéndose obligados a elegir otra opción para el cuidado de los pequeños durante su jornada laboral".