Rivera: "Fue un error abrirse al PSOE una semana antes de la repetición electoral"

El expresidente de Ciudadanos lamentó no haber entendido que Sánchez quería forzar un adelanto electoral: "Ya tenía la maquinaria preparada".

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, presentando su libro
El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, presentando su libro "Un ciudadano libre".

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha reaparecido en las últimas horas para presentar su nuevo libro, Un ciudadano libre, con el que asegura que cometió dos grandes errores en los últimos pasos que dio como político. En un acto en la Casa de América de Madrid, el exlíder naranja lamentó no haberse dado cuenta de la voluntad del por entonces presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de forzar unas segundas elecciones generales, fechadas para el 10 de noviembre y del "gravísimo error" que supuso ofrecer un pacto de desbloqueo a una semana de la repetición electoral.

Rivera puso por delante la necesidad de España de alcanzar acuerdos y "abandonar las dos Españas" pero, a su juicio, fue "un error electoral" plantear una oferta de desbloqueo político en un escenario "polarizado". "Alzar la bandera blanca" a una semana de que el Rey disolviera las Cortes Generales y convocara nuevas elecciones generales no fue un acierto, según Rivera. A mediados de julio, Sánchez se sometió a una sesión de investidura fallida, activando el reloj electoral con fecha límite del 23 de septiembre. Rivera no ofreció una propuesta hasta el 16 de ese mes, cuando todas las encuestas reflejaban un batacazo electoral para los liberales. 

"Es evidente que levantar la bandera blanca del pacto con PSOE y PP en un país atrincherado me costó la muerte política", asegura en el libro. "Cuando en septiembre hago una oferta, el PSOE ya tenía la maquinaria preparada. Tendría que haber desenmascarado a Sánchez antes, explicarle a los españoles que Sánchez no quería un acuerdo", suma el expresidente. Es más: asegura que Sánchez le aseguró a través de una llamada telefónica que su socio preferente era Podemos.

"Se nos fueron 1.500.000 votos a la derecha y 200.000 a la izquierda. Me quedé en medio de las dos trincheras", ha lamentado, asegurando que otra parte del electorado naranja se abstuvo. 

"Emoción" en la despedida

El libro recoge la "emoción" contenida que Rivera vivió cuando dio un paso al lado en la política. El 11 de noviembre del año pasado, un día después del batacazo electoral de los comicios generales -en los que Rivera perdió 47 escaños en el Congreso, pasando de tercera a sexta fuerza política-, Rivera dimitió como presidente liberal.

Según asegura en el libro, Rivera le aseguró al exsecretario general del partido, José Manuel Villegas; y a su pareja, la cantante Malú, lo siguiente: "Me queda una oportunidad más: o llego a la Presidencia del Gobierno en las siguientes, o me marcho y dejo paso".