ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

Hacienda suspende la regla de gasto para que los ayuntamientos usen el superávit

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 14/09/2020

La ministra, María Jesús Montero, asegura que los ayuntamientos dispondrán de más recursos en 2020 y 2021.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

El Ministerio de Hacienda suspenderá la regla de gasto para que los ayuntamientos de España puedan disponer del dinero de su superávit entre 2018 y 2019, según ha confirmado el propio ministerio. Esta suspensión afectará a lo que resta del 2020 y se abordará una posible prórroga de la misma en 2021. "El objetivo del Gobierno es que las reglas fiscales estén suspendidas también para el año que viene", ha asegurado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Además, el Consejo de Ministros aprobará un nuevo real decreto que dotará de 3.000 millones de euros a los ayuntamientos. 

"Los ciudadanos van a poder disponer de mayores recursos para que se puedan satisfacer necesidades originadas a raíz de la pandemia del coronavirus en nuestros pueblos y ciudades. Los pueblos y ciudades son un motor de la economía española, por lo que la idea del Gobierno es que, a pesar de que los grupos parlamentarios no convalidaron el real decreto ley, plantearemos a los partidos un decreto ley con su apoyo para poner en marcha el 85% de las medidas consensuadas en el texto gubernamental", ha explicado la ministra. 

La propia Montero se lo consultó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado viernes. Tras obtener el visto bueno del líder del Ejecutivo, la ministra ha estado durante días estudiando la forma de llevarlo a cabo. Esta noticia llega después de que el Congreso de los Diputados tumbara el real decreto ley de los remanentes el pasado jueves.

La Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria, del 27 de abril de 2012, tiene una cláusula en la que se recoge que, en casos de excepcionalidad, se pueda suspender la regla de gasto. La pandemia del coronaravirus y sus consecuencias sociales y económicas tienen este carácter. "El capítulo III (Estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera) dedicado a la estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, introduce importantes novedades en nuestra legislación. Todas las Administraciones Públicas deben presentar equilibrio o superávit, sin que puedan incurrir en déficit estructural. No obstante, el Estado y las Comunidades Autónomas podrán presentar déficit estructural en las situaciones excepcionales tasadas en la Ley: Catástrofes naturales, recesión económica o situación de emergencia extraordinaria, situaciones que deberán ser apreciadas por la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados", reza la ley. 

El Gobierno sufrió este jueves su primera gran derrota parlamentaria después de que el Congreso de los Diputados rechazara el real-decreto aprobado por el Ejecutivo el pasado agosto para que los ayuntamientos puedan usar de superávit del que disponen para usarlo ante las consecuencias del coronavirus. De poco sirvió el gesto de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, propusiera la creación de un fondo perdido de 3.000 millones de euros de carácter incondicionado al margen del decreto. Por lo tanto, el decreto pactado entre el Ejecutivo y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) no tendrá más vida parlamentaria ni legislativa.