martes, 20 de abril de 2021

Esteban: "Los PGE tendrían que salir adelante con la mayoría de la investidura"

El portavoz del PNV trasladó a Sánchez que las nuevas cuentas deben estar centradas en la reactivación económica y social del país.


Esteban: "Los PGE tendrían que salir adelante con la mayoría de la investidura"
  • whatsapp
  • linkedin

El PNV se consolidó este jueves como el socio del Gobierno de España más fiel de la XIV legislatura. El portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, acudió al Palacio de La Moncloa para mantener una reunión que se dilató casi dos horas con Sánchez en la que aprovechó para advertir al Ejecutivo que los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) deberían salir adelante con la mayoría que permitió la investidura del líder socialista el pasado 7 de enero. "Sería lo lógico y coherente", subrayó el portavoz nacionalista, sumando a ERC la importancia que le quitó a Ciudadanos. 

Esteban recalcó que las nuevas cuentas deberán centrarse en la reactivación económica y social, con una clara apuesta por la industria. Por ello, anunció que el Gobierno y su partido mantendrán "reuniones de carácter discreto" para profundizar en las conversaciones "que determinarán si esa voluntad de entendimiento que tiene EAJ-PNV se traduce en un acuerdo que permita aprobar unos Presupuestos". 

Sobre la mesa hay otros temas, como la renovación de organismos constitucionales -el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o el Tribunal Constitucional-, además del avance de la pandemia del coronavirus en España o la vehiculización de los fondos europeos, que el partido considera clave para la recuperación económica y social.

¿Por qué los Presupuestos no pueden salir solo con la mayoría de la investidura?

Los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) son considerados la ley más importante que propone el Gobierno a las Cortes Generales en un año. Las líneas presupuestarias tienen carácter de ley orgánica porque regula y afecta directamente a derechos fundamentales de los ciudadanos y, por ende, tienen que ser aprobados con la mayoría absoluta del Congreso, fijada en los 176 escaños. 

Pedro Sánchez fue investido el 7 de enero con 167 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe) frente a los 165 votos en contra (PP, Vox, Ciudadanos, JxCAT, CUP, UPN, CC, Foro Asturias y PRC). La dinámica de bloques debería romperse para que el Gobierno recabara esos nueve escaños que le separan de aprobar unas cuentas de carácter progresista que acabarían con la hegemonía de los últimos presupuestos del PP y del entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en ejercicio desde 2018 y considerados ya los más longevos de la democracia. 

Por ello, las negociaciones deben darse cuantas más, mejor, y cuanto más rápido, también. La Ley de Presupuestos estima que las cuentas deben aprobarse antes de que comience el año en el que van a aplicarse porque, de no ser así, entrarían en vigor con retraso. 

Te puede interesar