ESPAÑA | ESPAÑA Y SU "NUEVA NORMALIDAD"

El PP se erigirá como el partido defensor de la Monarquía

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 10/08/2020

Desde la formación de Pablo Casado valoran positivamente el legado de Don Juan Carlos y se muestran defensores acérrimos de Felipe VI y la monarquía parlamentaria.

El rey Felipe VI junto al presidente del PP, Pablo Casado, en el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus.

El rey Felipe VI junto al presidente del PP, Pablo Casado, en el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus.

El PP comenzará, a partir de septiembre, una nueva ofensiva contra el Gobierno y el presidente, Pedro Sánchez. La monarquía parlamentaria será el nuevo arma arrojadiza del partido principal de la oposición para socavar la acción del Ejecutivo. Fuentes cercanas a la dirección nacional del partido aseguran que el trabajo de Felipe VI es "impecable" y se erigen como máximos defensores de la Constitución de 1978 y, por ende, de la monarquía parlamentaria como modelo de Estado. De esta manera, Pablo Casado y los suyos serán un dique de contención contra el republicanismo y aquellos que enarvolan la bandera del debate entre la Corona y la República. Los de Génova 13 también parten una lanza a favor del exrey. Sobre Don Juan Carlos, le agradecen el trabajo que realizó para traer la democracia a España y ser el líder de la Transición.

En la sede del PP hay cierta tranquilidad porque saben que, a corto y medio plazo, no se podrá producir un debate en torno al papel de la Familia Real. La modificación del Título II de la Carta Magna, por pequeña que sea, requiere de dos tercios de las dos cámaras parlamentarias (Congreso de los Diputados y Senado), una mayoría que pasa por los diputados populares. Por ello, su plan pasa por "aguantar el chaparrón" tras el goteo diario de informaciones sobre las presuntas cuentas fraudulentas del exjefe de Estado y enfriar, poco a poco, los ánimos. 

Al PP tampoco le preocupa la defensa que haga Vox de la más alta institución del Estado. Tienen un doble sentimiento respecto a ello: por un lado, piensan que es positivo que el partido de Santiago Abascal defienda al actual Rey y a la Heredera, pero por otro aseguran que no les hace sombra porque "es el deber del PP defender a la monarquía como verdadero partido de Estado". 

Es más necesaria que nunca la defensa de la Familia Real, para los conservadores, porque el Gobierno y el líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha defendido a Felipe VI "con la boca pequeña". “Menos cartas y silencios cómplices, y más llamadas al orden”, piden desde Génova 13 porque "no se torna como ccompatible la defensa del actual sistema constitucional y consentir las críticas de aquellos que promueven un proceso constituyente". Frente a esta "permisividad" del PSOE respecto a Podemos, el PP pone de ejemplo su propia defensa a la Casa Real porque, desde su presidente hasta el último militante sinc argo orgánico, "hemos salido en defensa de Don Felipe" sin fisuras.