Rocío de Meer (VOX), lapidada durante un mitin de Abascal en Sestao (VÍDEO)

La diputada en el Congreso ha recibido el impacto de una piedra que le ha provocado una herida en la ceja izquierda

Rocío de Meer, tras la agresión, en una foto compartida en Twitter. / @vox_es
Rocío de Meer, tras la agresión, en una foto compartida en Twitter. / @vox_es

La crispación política alimentada por la extrema derecha con motivo de la crisis sanitaria empieza a dar sus frutos en las calles de nuestro país. La diputada de VOX en el Congreso Rocío de Meer ha sido atacada este viernes por la tarde a pedradas cuando participaba en un mitin electoral en Sestao. Una de las piedras le ha impactado en la cara y le ha provocado una herida en la ceja izquierda

Para protestar por el acto convocado por el partido de Santiago Abascal en la localidad vizcaína, alrededor de medio millar de personas, integrantes de diversos colectivos antifascistas, se concentraron en los alrededores de la Plaza de San Pedro de Sestao desde las 19.00 horas e intentaron boicotear el mitin, en el que intervenía el propio presidente de la formación ultra. Ya por la mañana habían aparecido pintadas en euskera tachando de "fascista" al político y exigiendo su salida de Euskadi.

"Estamos acorralados", clamaba Abascal mientras la Ertzaintza cargaba contra los manifestantes, que además de piedras tiraban huevos y botellas. VOX había solicitado protección a la policía autonómica vasca después de los incidentes que la presencia de algunos de sus dirigentes provocó el pasado fin de semana en Bilbao y San Sebastián. El líder del partido verde ha anunciado que se querellará contra los responsables del dispositivo policial que, según él, no ha bastado para impedir agresiones y dificultaba que simpatizantes de la ultraderecha pudieran acercarse al acto.

"Lo que ha hecho la consejería de Interior es una vergüenza y le vamos a meter una querella porque claramente ha tratado de impedir el mitin", ha denunciado Santiago Abascal. Al parecer, la Brigada Móvil de la Ertzaintza había acordonado la plaza, pero no pudo controlar que los objetos lanzados por los antifascistas, entre ellos la piedra que ha herido a De Meer, alcanzaran a los cargos de VOX que hacían campaña con vistas a las elecciones autonómicas del próximo 12 de julio. 

Cuando las fuerzas de seguridad lograron dispersar a los manifestantes por el centro de Sestao, los militantes de la extrema derecha pudieron abandonar la Plaza de San Pedro protegidos por la policía tras permanecer parapetados en mitad de la misma hasta ese momento.