ESPAÑA | ESPAÑA, EN ESTADO DE ALARMA

Casado: "Estamos en un estado de excepción encubierto"

Por MIGUEL PÉREZ MONTES. 02/04/2020

El presidente del PP ha pedido al Gobierno que se apoye en la oposición para tomar decisiones en esta crisis sanitaria y ha lamentado que Pedro Sánchez no habla con él desde hace 11 días.

El presidente del PP, Pablo Casado, en su despacho de Génova 13.

El presidente del PP, Pablo Casado, en su despacho de Génova 13.

ÚLTIMA HORA SOBRE EL AVANCE DEL CORONAVIRUS EN ESPAÑA 

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado esta mañana que España está viviendo un "estado de excepción de facto". El líder de la oposición ha concedido este jueves una entrevista a El programa de Ana Rosa en la que ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se apoye y escuche a la oposición a la hora de tomar medidas en la crisis sanitaria del coronavirus y ha lamentado la nula comunicación que ha mantenido con el presidente desde hace 11 días. "No le voy a exigir que hable conmigo", ha asegurado.

Casado ha considerado que el Gobierno "está superado" por esta circunstancia y ha asegurado que el Ejecutivo está aplicando medidas del estado de excepción. "El estado de alarma no limita la circulación de personas", ha apuntado. Si España se encontrara bajo este artículo constitucional, el propio Sánchez "tendría que rendir cuentas todas las semanas" ante el Parlamento, un Poder Legislativo cuasi paralizado con "el Congreso y en Senado cerrado" por el Covid-19.   

El presidente popular ha pedido "eficacia" al Gobierno y "cooperación" con la oposición y las comunidades autónomas para llevar a cabo medidas que afronten la crisis "social y económica" que nazca del paso de la pandemia por el país. "El Estado no debe cubrir a las personas vulnerables solo durante el estado de alarma, debe cubrirles un mes más, hasta que se recuperen de las ventas", ha apuntado el líder de Génova 13.

Por eso, Casado ha pedido a Sánchez que se apoye en la oposición para convalidar todos los reales decretos que se aprueben en el Consejo de Ministros, algo que ha desaparecido en los últimos días. "Los primeros días, los decretos se podían mejorar aunque iban en la misma direcicón. Sin embargo, el texto del domingo ya nos pareció erróneo porque el Gobierno no lo habló con nadie", ha lamentado.