viernes, 7 de mayo de 2021

Carmen Calvo aboga por una ley contra la trata de personas

El año pasado fueron atendidos en las costas españolas 1.300 mujeres y casi 300 niños y niñas, de las cuales, muchas de ellas habían sido secuestradas con fines de explotación sexual.


Carmen Calvo aboga por una ley contra la trata de personas
  • whatsapp
  • linkedin

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno y ministra en funciones de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, ha estado de visita en un centro que atiende a personas en situación de vulnerabilidad. Se trata del centro EMET Arco Iris de Córdoba. 

El centro pertenece a un proyecto que atienden a mujeres y menores que han sido víctimas de la trata de personas. "Tenemos un gran problema con el asunto de la trata de mujeres y menores con fines de explotación sexual", ha declarado posteriormente. 

CARMEN CALVO VISITA EL CENTRO EMET ARCO IRIS DE CÓRDOBA

Y es que Calvo ha comentado que desde el Gobierno "esperamos que en la próxima legislatura, cuanto antes mejor, tengamos una ley contra la trata". Una normativa que "empiece a afrontar situaciones tan inhumanas como el hecho de que mujeres y menores sean secuestrados y vendidos".

Calvo cuenta tras la visita que están aprendiendo a tener "una vida respetable"

La vicepresidenta ha señalado, asimismo, que "el año pasado en nuestras costas atendimos a 1.300 mujeres y a casi 300 niños y niñas". Una situación que desde España se afronta con humanidad. 

"Somos un país que considera que una parte muy importante de nuestro sistema democrático es la generosidad, la solidaridad, la respuesta humanitaria y la ayuda a quienes más lo necesitan y vienen de situaciones tan trágicas", insiste. 

La vicepresidenta en funciones ha comentado tras su visita al centro que "he estado con mujeres que están rehabilitándose de situaciones muy complicadas". In situ, ha podido comprobar que "están con sus hijos aprendiendo a tener una vida respetable, normalizada, para poder salir adelante"

En definitiva, todas ellas hablan de "sentirse fuertes, de tener poder personal, trabajo e independencia económica", cuenta. Porque lo que quieren es "poder ser las garantes de la crianza y del futuro de sus hijos e hijas" por lo que afirma que "son una verdadera lección de fortaleza y de dignidad".

Te puede interesar