domingo, 18 de abril de 2021

Críticas a Tezanos por cambiar la metodología de estudio para "beneficiar" al PSOE y "acallar" a Vox

Desde que llegó al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el secretario de Estudios y Programas del partido ha cambiado tres veces el recuento de votos, beneficiando a Pedro Sánchez.


Críticas a Tezanos por cambiar la metodología de estudio para "beneficiar" al PSOE y "acallar" a Vox
  • whatsapp
  • linkedin

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, ha sido el foco de las críticas desde que llegó al órgano público el pasado junio. El secretario de Estudios y Programas del PSOE ocupó la dirección del mismo tras la moción de censura a Mariano Rajoy y decidió cambiar la metodología de estudio de la población de cara a unas hipotéticas elecciones generales. Su primer llamativo cambio fue acortar el tiempo entre los sondeos electorales, pasando de hacerse cada tres meses -que se venía haciendo de este modo desde 1996- a hacer uno mensual. Esta decisión fue aplaudida por parte de la crítica y de los propios partidos, que podrían ver gracias a los barómetros del CIS su imagen pública entre la población.

Sin embargo, este aparente agrado no duró mucho. Los seis barómetros que el CIS ha hecho desde que Pedro Sánchez llegara a La Moncloa el pasado 1 de junio han dado resultados para muchos "disparatados", con una intención de voto para los socialistas en ocasiones superior al 30%. Además, la metodología para estudiar la intención de voto ha cambiado hasta en tres ocasiones.

Cuando llegó al cargo mantuvo la forma de estudio utilizada hasta el momento. Esta era, por así decirlo, la forma más "fidedigna" de saber cuál era el ambiente entre los ciudadanos. Con el inicio del nuevo curso político, Tezanos decidió hacer suyo el CIS e implantar una nueva forma: a partir del barómetro de septiembre se sumaría el voto direto y la simpatía -la proximidad de un individuo hacia un partido-. Según fuentes cercanas al socialista, así se evitaba la "cocina" -el retoque de los resultados para que fuera más real-. No obstante, los resultados fueron aún más dispares y Tezanos fue duramente criticado porque los resultados siempre beneficiaban al PSOE. Por ello en noviembre, tras la negativa de expertos demoscópicos, de los partidos y con las elecciones andaluzas a la vuelta de la esquina, el presidente del CIS decidió cambiar de nuevo su metodología: se sumaría la intención de voto directa y el recuento de voto de cada ciudadano. Esto volvió a beneficiar al partido, en este caso a Susana Díaz, al que dio un 37,4% de los votos frente al 27,95% que alfinal tuvo -casi 10 puntos de diferencia-. 

Para algunos, lo que ha hecho Tezanos en el último barómetro ha sido beneficiar una vez más al partido del Gobierno y acallar a una de las fuerzas emergentes, Vox. El PSOE obtendría un 28,9% de los votos y el partido de Santiago Abascal solo tendría el 3,7% del mismo. 

Te puede interesar