| PRESIONES ANIMALISTAS

Muere "de pena" un tigre de circo en un refugio de Valencia

Por CARLOS SÁNCHEZ NARROS. 03/10/2018

El felino tuvo que ser entregado en acogida en abril de este año a causa de las denuncias de grupos de defensa de los animales

Sito, el tigre del circo Kaos, durante una función (foto remitida por Asociación de Circos Reunidos).

Sito, el tigre del circo Kaos, durante una función (foto remitida por Asociación de Circos Reunidos).


Sito, el tigre del Circo Kaos que fue dado a un refugio en Valencia en abril de este año a causa de las denuncias de asociaciones de defensa de los animales, "ha muerto de pena", según asegura la asociación Circos Reunidos de España.



Según ha informado a Columna Cero el portavoz de la asociación Circos Reunidos, Nacho Pedrera, "las presiones animalistas y las constantes prohibiciones arbitrarias de los ayuntamientos obligaron a la empresa a que, con mucho dolor, tuviera que dar en acogida al animal, un tigre que nació con ellos y fue criado a biberón, jugando en el circo y divirtiéndose con sus cuidadores entre bambalinas".



Desde Circos Reunidos han explicado que "Sito contaba en el circo con grandes recintos, con troncos y piscinas, donde jugar". Además, "se le daba la mejor carné del mercado" y recibía "un trato exquisito".



Pedrera denuncia que "gracias a los que, bajo la falsa bandera del bienestar animal, exigían el fin del circo con animales, Sito tuvo que ser enviado a un refugio, donde nos han confirmado que ha muerto de pena".



Sito no ha podido soportar la tristeza tan grande que le produjo el no estar en el circo, con su familia

Al parecer, "Sito no ha podido soportar la tristeza tan grande que le produjo el no estar en el circo, con su familia, con los que le criaron y con lo único que ha conocido, y es que los animales crean un vínculo tan estrecho con los cuidadores, que cuando se les separa a la fuerza, sufren diversos traumas psicológicos", explicó el portavoz de Circos Reunidos.



Pedrera lamentó que quienes sienten su muerte no son "los animalistas que celebraron que fuera sacado del circo”, sino “únicamente el personal del circo, que ve con rabia cómo los políticos se dedican a prohibir, sin mirar el bienestar animal ni a las familias del circo”. Y señaló que las administraciones públicas ceden a la presión de los animalistas porque lo único que les interesa es "evitar es que hagan ruido".

Por esa razón, desde Circos Reunidos se denuncia ahora lo ocurrido, "para que el caso de Sito no se repita".



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar