Que son las células madre y para qué sirven

La ciencia está desarrollando grandes pasos, al uso de estas preciadas células madres, lo que potencialmente impactará a un incontable número de vidas en el futuro

Que son las células madres y para qué sirven
Que son las células madres y para qué sirven

Las células madres o, lo que es lo mismo, esas pequeñas células blancas en forma de espiral, tienen la capacidad de convertirse en muchos tipos diferentes de células, y pueden reproducirse rápidamente, pueden separarse mediante un proceso efectuado en un laboratorio. Son al día de hoy la respuesta positiva relacionada con más de 45 enfermedades. Las células madres juegan un papel muy importante en el proceso de curación del cuerpo, y la introducción de nuevas células madre ha mostrado una gran promesa en el tratamiento de muchas condiciones además, la capacidad de tratar muchas otras enfermedades en el futuro. En la actualidad el almacenaje de la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos sirve para garantizar su bienestar ante potenciales enfermedades mayormente de tipo hereditarias. Las células madres se pueden estimular para que se conviertan en un tipo específico de células, lo que permite a los médicos capacitados en el campo de la medicina regenerativa utilizar células madres para la reparación de ciertos tejidos y para el tratamiento de ciertas enfermedades.

¿Que son las células madres?

Las células madres tienen la tarea de reparar los tejidos dañados y sustituir las células que mueren rutinariamente. De esta manera las células madres nos mantienen sanos e impiden el envejecimiento prematuro. Las células madres son como nuestro propio ejército de médicos microscópicos para luchar ante cualquier eventualidad, el cuerpo tiene muchos tipos diferentes de células (más de 200 para ser más exactos) cada uno orientado a funciones específicas, usted tiene células de la piel y las células de la sangre, y usted tiene células óseas y las células del cerebro. Todos sus órganos también contienen células específicas, desde las células renales hasta las células del corazón, la célula madres existe en todos los seres humanos como el origen de todas las células que circulan en la sangre y como un componente del sistema de regeneración que tienen los diferentes órganos y tejidos. Las células madres son las que tienen la habilidad de dividirse y diferenciarse en células especializadas y pueden residir en diferentes tejidos y órganos y tener diferentes fases de diferenciación, claramente, el uso de células madres es emocionante y tiene un potencial enorme para el tratamiento y quizás algún día curar muchas enfermedades.

¿Tipos de células madres?

Células Madres Humanas Mesenquimales cultivadas y expandidas, derivadas del tejido del Cordón Umbilical: Es una fuente rica de células madres mesenquimales y cada vial contiene más de 120 millones de células madres el mesenquimales viables, estas células son capaces de reparar tejidos modular el sistema inmunológico y reducir la inflamación, y son muy efectivas para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas e inmunomediadas.

Células Madres Humanas Mesenquimales derivadas de la sangre del Cordón Umbilical: Estas células madres concentrada obtenida de sangre de cordón umbilical, contienen 33 millones de células madres nucleada y 1 millón de células madres, estas células apoyan la regeneración y la revascularización del tejido y son muy efectivas para el tratamiento de enfermedades degenerativas relacionadas con la edad, como la osteoartritis y la disfunción eréctil.

Células madre mesenquimales autólogas derivadas de tejido adiposo: Se extraen quirúrgicamente del tejido adiposo del paciente a tratar, mediante liposucción. El tejido adiposo es de fácil acceso y proporciona una fuente rica y abundante de células madres adultas multipotentes. Este tipo de células madre se recolectan de forma fácil y rápida, además, requieren únicamente una pequeña cantidad de tejido adiposo. El proceso para recolectar células madres derivadas de tejido adiposo es menos invasivo, más seguro, menos doloroso y más rápido que recolectar.

Células madre mesenquimales autólogas derivadas de la médula ósea: Se extraen del paciente por aspiración, generalmente de la cresta ilíaca o del esternón. Las células madres de la médula ósea se usan más comúnmente en los trasplantes de médula ósea en pacientes con diagnóstico de leucemia o ciertos tipos de enfermedades hematopoyéticas. Los estudios han demostrado que las células madres derivadas de la médula ósea son un tratamiento eficaz. El proceso para la extracción de MSC de la médula ósea puede ser doloroso.

Las células madres tienen un potencial sin explotar

El uso de células madres hematopoyéticas, que se pueden encontrar en la sangre que permanece en la vena del cordón umbilical y la placenta después del nacimiento, es un tratamiento probado en más de 80 enfermedades. Las células madres mesénquimas, que se pueden encontrar en el tejido del cordón umbilical y pueden convertirse en un gran número de células, incluyendo las que se encuentran en el sistema nervioso, órganos de los sentidos, tejidos circulatorios, piel, hueso, cartílago, y más, están siendo sometidas a ensayos clínicos y son prometedoras en el tratamiento de accidentes cerebrovasculares, enfermedad cardíaca, la diabetes, autismo, parálisis cerebral y la enfermedad de Alzheimer.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...