martes, 7 de diciembre de 2021

El ex futbolista Santi Otero muere electrocutado en la bañera a los 38 años

El cuerpo del deportista, que tenía una quemadura en el pecho, debajo del teléfono móvil, fue encontrado por su pareja en su piso en Madrid


El ex futbolista Santi Otero muere electrocutado en la bañera a los 38 años
  • whatsapp
  • linkedin

Tragedia en el mundo del fútbol. El ex jugador Santi Otero, natural de Viveiro (Lugo) y de 38 años de edad, ha fallecido electrocutado en Madrid, donde residía, al caer al agua en la bañera el teléfono móvil que tenía enchufado a la corriente. El deportista fue encontrado muerto el pasado miércoles por la mañana en su domicilio madrileño, situado en el número 125 de la Avenida de Portugal. Fue su mujer quien hayó su cuerpo al regresar a casa después de toda la noche trabajando, con el dispositivo encima y el cable aún enchufado a la red. El joven estaba inconsciente y tenía una quemadura en la zona del pecho. 

Las primeras investigaciones estiman que llevaría fallecido entre ocho y diez horas, por lo que las asistencias tan solo pudieron certificar el deceso cuando llegaron hasta la vivienda. Aunque todo apunta a un accidente doméstico, la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. El jueves se revisó la instalación de la casa para comprobar si saltó el diferencial de la vivienda y se cortó la corriente eléctrica del hogar. También se investiga si tenía el cargador conectado a un alargador y si éste se hubiera podido sumergido en el agua. Una psicóloga del Summa 112 atendió a la pareja de la víctima, que se encontraba muy afectada.

Otero dejó huella en su Galicia natal por su personalidad y su olfato de gol. Muy popurlar en la comarca de A Mariña por su trayectoria futbolística en varios equipos, Santi era un delantero centro conocido en el ambiente futbolero con el sobrenombre de 'El Catanha del fútbol modesto', en referencia al ex jugador del Celta de Vigo que ocupaba la misma posición en el campo y con el que guardaba muchas similitudes. 

Criado en las categorías inferiores del Viveiro, Santi Otero jugó una temporada en el conjunto juvenil del Real Oviedo y, posteriormente, pasó por el primer equipo vivariense, el Xove Lago o el Folgueiro, entre otros clubes. El ex futbolista seguía matando el gusanillo jugando al fútbol 7 en Madrid, y cuando visitaba su tierra siempre se acercaba al campo de Boavista a pegarle unas patadas al balón con la gente del Folgueiro, equipo que compite en Primera Autonómica. Deja dos hijos.

Utilizar el teléfono móvil en el baño entraña muchos peligros. Los especialistas aconsejan tratar de reducir su uso en esta zona del hogar. En 2019, de una niña holandesa de 13 años se electrocutó por culpa de su teléfono. La menor, que fue sacada de la bañera por su propia madre, sufrió quemaduras profundas en sus manos y en su vientre, necesitando cirugía. El incidente también le provocó amnesia. Tuvo que pasar varios días ingresada. "Una grave quemadura eléctrica puede causar lesiones destructivas con alta morbilidad, cicatrices de por vida e incluso la muerte", explican los expertos.

Por otro lado, las cubiertas y carcasas suelen hacerse de caucho, un material acogedor, cómodo y caliente para las bacterias. Además, partículas de agua y aire se alojan en los pequeños recovecos del celular. Según los estudios, los gérmenes pueden quedarse y acabar por trasmitir a partir de los teléfonos móviles enfermedades como la salmonela, el E.coli, la Shigella o el campylobacter

Una encuesta a 2.000 personas que se realizó en Estados Unidos destacó que un 25% de los hombres prefieren estar sentados en el baño para usar el móvil. Además, el 59% de hombres y mujeres admitieron que chatean, el 45% que envía correos y casi el 33% que cogen el teléfono si reciben llamadas. La respuesta más repetida (80%) es que la gente usa el móvil en el baño porque no tiene, aseguran, "nada mejor que hacer".

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar