DEPORTES | REAL MADRID 0 - 1 BARCELONA

Al Real Madrid se le escapa la Liga en el Bernabéu

Por JUAN JOSÉ IGLESIAS ABAD. 02/03/2019

El equipo blanco, voluntarioso pero sin pegada permite al Barcelona dar un salto de gigante hacia el título doméstico.

fútbol
Liga
Real Madrid
Clásico
F.C. Barcelona

Foto: www.laliga.es

El Barcelona es muy superior y lo ha vuelto a demostrar en una nueva y fácil victoria. Con un gol de Rakitic en forma de delicatessen que parece sacada del repertorio mágico de Leo Messi, ha comenzado y terminado la batalla deportiva en el coliseo madridista.

El Barcelona ha dominado gran parte del primer tiempo mediante el control del centro del campo, logrado con la inclusión por parte de Valverde del brasileño Arthur

El peso de Ratikic en el ataque blaugrana ha sido decisivo, apoyado en esporádicas apariciones de Messi y Luis Suárez. La presión alta del Barcelona ha dado resultado, mientras el Real Madrid realizaba tibias llegadas a balón parado desde las botas de Tony Kroos. A la contra, el Barcelona no ha dejado en toda la primera parte de inquietar la defensa madridista.

Una falta al borde del área, ejecutada por Leo Messi en el minuto 36, insistía con el asedio sobre la puerta de Courtois.  Dos minutos después con un disparo desde la frontal, Suárez evocaba sus logros del partido de Copa, una vez más con mucho peligro pero poco éxito.

El problema con el gol del Real Madrid acrecenta la tragedia.

Vinícius Jr. se ha visto apagado y sitiado por Sergi Roberto, durante todo el partido. Insistía por su banda, apoyado en un vigoroso e insistente Reguilón pero mostraban mucho más corazón que fútbol. La joya brasileña es un diamante en bruto, pero hay mucho que pulir y la racha goleadora se vislumbra demasiado lejos. Jugadas elaboradas de los blancos, culminaban con testarazos de Modric o con inocentes tiros del jóven carioca. 

El problema con el gol del Real Madrid acrecenta su tragedia. El equipo blanco vuelve a repetir la historia del partido de Copa. Se echa mucho de menos a Cristiano Ronaldo y algunos pensamos en qué pasaría si Solari le diera más oportunidades a Mariano, ante la escasez leonina de gol.

En el 51 Suárez fallaba una gran ocasión a la contra frente a Ramos y Courtois.  En el 55 entraba Valverde por Tony Kroos, mientras el partido se ponía de ida y vuelta, frenético, interesante y divertido. El Real Madrid dejaba serias dudas en defensa dejando siempre un hombre libre en las basculaciones, mientras el Barsa continuaba al contrataque con jugadas repletas de nervio y audacia. Un partido de ida y vuelta que vuelve a dejar a Reguilón y Vinícius como los mejores de su equipo. Ambos futbolistas han sido la única propuesta ofensiva del equipo de  Solari.

La entrada de Bale no mejoró el trabajo realizado por Lucas Vázquez el miércoles pasado. Sin presencia en ataque ha estado desaparecido y fue cambiado por Marco Asensio en el minuto 60. Parece inevitable que este gran jugador salga en junio de la Casa Blanca, porque el intento de recuperarle para el equipo, se le antoja muy complicado a Santiago Solari.

Las ocasiones de los blancos se sucedían mientras Ramos veía la amarilla en un lance con Messi y se perderá los partidos contra el Ajax y el Valladolid. Los cambios de Solari  no se hicieron esperar, no se le puede echar en cara la búsqueda de soluciones, incitando a su equipo a la reacción. En el 63 comenzaba a calentar Isco, dándonos una inesperada sorpresa. Entraría en el minuto 75 por Casemiro, en ese intento de reforzar la ofensiva blanca, pero el de Arroyo de la Miel, no aportó nada más que buen juego. El Madrid juega bien, sus futbolistas pelean como jabatos, pero el problema está claro, no hay gol.

En el 70 Valverde cambiaba a Artur por Arturo Vidal, buscando contención defensiva en el centro del campo. En el 75 entraba Isco por Casemiro, en un intento de Solari de reforzar el juego ofensivo. En el 78 entraba Coutinho por Dembélé y poco después Busquets dejaba paso a Nelson Semedo.

El Madrid no tiene gol y se carga en la mochila un nuevo fracaso, aunque no se puede echar nada en cara a sus jugadores que dan la sensación de entregar el alma en cada jugada. Nada salvo el gol, que es la salsa del fútbol y lo único que te lleva al éxito. Asensio lo intentó por la banda de Vinícius y Reguilón, pero tampoco fue suficiente. La ausencia de polémica en un partido sin VAR se vuelve a repetir como en el partido de Copa.

 











Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar