DEPORTES | LENDOIRO RECUERDA QUE LA POTESTAD PARA ORGANIZAR LAS COMPETICIONES ES DE RUBIALES Y NO DEL PRESIDENTE DE LA PATRONAL DEL FÚTBOL

¿Salta Tebas sin paracaídas en su afán por lanzarse a tumba abierta en el caso Miami?

El conflicto entre Liga y Federación podría acabar resolviéndose con pingües beneficios para la Real Federación Española de Fútbol si la Liga sigue en sus trece

Liga
RFEF
Lendoiro
Tebas
Rubiales

Luis Rubiales, presidente de la RFEF de fútbol a la izquierda, y Javier Tebas, presidente de la Liga, a la derecha / RFEF y LaLiga


La guerra Tebas - Rubiales se saldará a favor del presidente de la Federación Española de Fútbol, a juicio de Augusto César Lendoiro. El ex dirigente del Deportivo cree que Javier Tebas se "suicida" cuando afirma con rotundidad que el partido de Liga entre Girona y Barcelona se va a jugar en Miami "sí o sí".



La tesis del que fue presidente del Deportivo es que Luis Rubiales "es el único que tiene alas en este vuelo", mienttras Javier Tebas "parece vagar por el espacio futbolístico en busca de un paracaídas que le evite estrellarse, pero, salvo un brusco cambio de rumbo, más que tomar tierra...se la comió toda", augura en su firma habitual para la agencia EFE.

Lendoiro no entiende la postura del actual dirigente de la patronal porque en el análisis que ha realizado sobre la guerra que mantiene con la Federación Española no le salen las cuentas. Al conflicto por el partido de la aventura americana le suma también otro nuevo choque entre ambas instituciones, el llamado caso convenio. "Nada juega a su favor. Se ha metido en un callejón sin salida que, si la Federación lo aprovecha, le va a obligar a enarbolar “bandera blanca”, en busca de un alto el fuego que le permita poder negociar, si no quiere verse obligado a aceptar una rendición sin condiciones", presume Lendoiro.

A quien intenta poner sobre aviso Lendoiro es a los clubes, que a la postre podrían ser los directamente perjudicados si la Liga se ve en la obligación de indeminizar a la Federación Española a cuenta de los ingresos por televisión que ahora se reparten los equipos de Primera y Segunda Diviisón. "No ofrece duda que se está poniendo en peligro el crecimiento económico de los derechos televisivos de los clubs, en beneficio de la Federación. Rubiales tiene claro que va a ganar, y se está ganando la calle, como buen sindicalista, montando una una “caja de resistencia” en solidaridad con el fútbol aficionado. Luis conoce perfectamente el potencial económico de LaLiga y Tebas sabe que, si quiere “delegaciones”, tiene que ir preparando un montón de millones", calcula el presidente ya que "ese sostenella y no enmendalla le costará a los clubs una buena parte del aumento futuro del botín televisivo".

En las cuentas incluye Lendoiro los siguientes conceptos que se convertirán, según su visión, en la vaca lechera de la Federación. "ha firmado -Tebas- en EEUU lo que no debía y ha comprometido para el próximo trienio lo que no era suyo. Ha vendido la televisión futbolística al alza, en base a unos días (viernes y lunes) y unos horarios sobre los que no sólo no tiene derechos, sino que el propietario legal de los mismos anuncia que piensa recuperarlos el próximo 30 de junio... salvo, diría yo, que el precio y las condiciones sean muy de su agrado".
 



Ante este escenario imagima a Rubiales con una gran sonrisa y esperando a que el asunto se salde como mejor le sale a cuenta a la Federación Española de Fútbol. Con dinero. No hay que olvidar que hace tan sólo cuatro meses y medio, los que lleva Rubiales de presidente, la Federación Española firmó la renovación de Lopetegui  y a los pocos días lo despidió, con todo el contrato pendiente, porque el técnico le dio la espantada con el Real Madrid. El conflicto le viene bien a Rubiales para hacer caja, si finalmente todo se resuelve con el horizonte que dibuja Augusto César Lendoiro. "Más que pasarle una buena factura, le meterá un auténtico “cañonazo” y le dirá parodiando malamente a Bécquer. “¿Me preguntas si tengo sponsors?” Y, sin darle tiempo para responder, lo rematará con un lacónico “Javier, ¡Mi sponsor .... eres tú!”, termina irónico Lendoiro, que además le recuerda a Tebas que acabará echando de menos a Ángel María Villar "que huía de la pelea en prensa por respeto al fútbol", cosa que no hace Luis Rubiales que se encuentra más crecido en el cuerpo a cuerpo "porque es su hábitat natural de sindicalista".



 







 



flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar