DEPORTES | ATLETISMO

Se cumplen 30 años del positivo en dopaje del atleta Ben Johnson

Por PILAR PÉREZ PEREDA. 25/09/2018

El ex deportista canadiense fue sorprendido durante los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 con un anabolizante.

Canadá
dopaje
atletismo
atleta
JuegosOlímpicos
Jamaica
BenJohnson
Seúl1988
1988
CharlieFrancis
canadiense
IAAF

El atleta canadiense Ben Johnson en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988

Durante los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, y tras haber batido el récord mundial de 100 metros por el que recibió una medalla olímpica de oro, el atleta canadiense Ben Johnson dio positivo en dopaje por estanozolol, un anabolizante para desarrollar masa muscular. El deportista fue inhabilitado durante dos años y le fueron retirados el récord y la medalla.

Nacido en Jamaica en 1961, emigró a Canadá siendo adolescente con su madre y sus seis hermanos. Allí comenzó a entrenar con Charlie Francis, un ex atleta que fue campeón de 100 metros de Canadá en tres ocasiones y que había participados en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972. La dureza de los entrenamientos le hizo plantearse dejar el atletismo, pero finalmente siguió entrenando con Francis y en 1980 fue seleccionado para ir a los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 con el equipo canadiense, aunque finalmente Canadá no pudo participar por motivos políticos.

Durante muchos años, Johnson fue consiguiendo cada vez mejores tiempos, y se formó una auténtica rivalidad entre el atleta estadounidense Carl Lewis y él. Lewis era uno de los mejores del mundo, si no el mejor,  y más tarde tendría en su medallero nueve oros olímpicos y varios récords. En 1987, Johnson consiguió batirle en los 100 metros lisos.

Al llegar los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, el 24 de septiembre de 1988 Johnson se alzó con la medalla de oro en los 100 metros lisos, batiendo el récord mundial hasta el momento con 9’97 segundos. Conseguía así superar a Carl Lewis, que ya poseía un oro olímpico de los Juegos de Los Ángeles 1984. Sin embargo, tres días más tarde fue sometido a un control de antidopaje a través de su orina, y dio positivo en estanozolol, un esteroide anabólico que desarrolla la masa muscular. Esto provocó que le fuesen retirados varios premios, además de una suspensión de dos años. La medalla de oro de los 100 metros lisos de 1987 y la medalla de oro olímpica le fueron otorgados finalmente a Carl Lewis, que había quedado segundo en las dos carreras.

Tras cumplirse la sanción, Johnson participó en varias carreras, como el Campeonato Mundial en Pista Cubierta en 1991, pero le costó alcanzar de nuevo sus anteriores tiempos. En 1993 dio positivo de nuevo en un control antidopaje, y fue suspendido por lAAF (Federación Internacional de Atletismo), por lo que podría correr en Canadá pero contrarreloj, sin ningún competidor. Unos años más tarde apeló por la sentencia de la IAAF y consiguió ser readmitido, pero dio positivo por tercera vez en dopaje.

Entre sus trabajos después de retirarse del atletismo figuran cargos como entrenador personal del futbolista argentino Diego Maradona en 1997 y creador de la marca de ropa deportiva “Ben Johnson Collection” en 2005.

Ben Johnson siempre será recordado como uno de los más grandes atletas del mundo, pero también como el primero (aunque no único) involucrado en un caso de dopaje tan grave.

 




flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar