Tembea: "He llevado la música conmigo desde que tengo uso de razón"

Tembea, cantante de 19 años nacida en París, ha grabado Coordenadas, su primer álbum

Fuente imagen: Tembea
Fuente imagen: Tembea

Tembea, que se autodefine "como artista pop-folk". ha concedido una entrevista en exclusiva a Columna Cero en la que ha hablado de Coordenadas (su nuevo álbum). También ha hecho un repaso a su carrera musical.

Tembea, joven artista musical emergente, lanzó el sencillo Bienvenida a Casa, el 1 de agosto del 2020. Es el primer tema que forma parte de su nuevo álbum Coordenadas, "que ira publicándose progresivamente hasta finales de año".

"El álbum ha sido producido por Fidel Cordero y Tembea, con la participación de Bori Alarcón en el masterizado. Lleva por nombre Coordenadas por los distintos puntos que han representado ese camino hasta llevarlo a término, incluyendo temas en inglés y español", ha explicado Tembea en una nota de prensa.

Las canciones que componen el álbum Coordenadas "han surgido de la necesidad de expresar circunstancias y vivencias relevantes en su evolución personal, algunas de ellas difíciles de afrontar. Su visión personal ha sido en gran parte marcada por sus raíces internacionales, cambios frecuentes de entornos e intensa exposición multicultural".

En diciembre de 2018, sacó su primer single. Camino al revés fue el primer paso de Tembea, creado en 2017 a raíz de un concierto benéfico en el colegio de la cantante nacida en París el 2 de junio de 2001.

Cuando acabó el concierto, el grupo se disolvió y la joven cantante de 19 años comenzó su carrera en solitario adoptando el nombre artístico de Tembea.

A lo largo de 2019, Tembea realizó conciertos en salas de Madrid y alrededores, incluyendo algunos benéficos. En abril del 2019, salió a la luz el nuevo single Ropes and Rhymes, bajo la dirección del productor y arreglista Fidel Cordero.

Ahora, Tembea ha ido un paso más allá y ha grabado su primer álbum. Tras Bienvenida a Casa, Tembea ha presentado el tema Time Machine. El 29 de agosto dará a conocer la tercera canción del álbum Coordenadas, Déjame Volar.

¿En qué momento supo que quería dedicarse a la música?

Realmente no fue un momento concreto, he llevado la música conmigo desde que tengo uso de razón y siempre he sabido que quería madurar y evolucionar con ella, y convertirla en uno de mis grandes pilares. Sin embargo, es cierto que llegó un punto en el que esa aspiración comenzó a materializarse, cuando vi que mis temas gustaban y tenían cierto potencial, decidí dar el paso y grabar mi primer single, Camino al revés, pero fue con el segundo, Ropes and Rhymes, cuando me sumergí en la parte del negocio, a medida que alimentaba la parte creativa. Desde entonces el proyecto no ha hecho más que crecer.

¿Quiénes son sus referentes en la música?

Tengo referentes, por supuesto, pero no tanto en cuanto a la influencia que puedan ejercer sobre mi estilo musical, creo que tengo una forma de componer muy mía, sino más bien a un modelo al que tener en cuenta a la hora de pensar a dónde me quiero dirigir. Siempre comento que mis gustos al escuchar música son tremendamente variados, por lo que sería difícil hablar de artistas concretos, pero atendiendo a lo que he dicho antes, hay músicos a los que admiro tanto por su trayectoria como por la sensación de familiaridad que experimento al escucharlos, por ejemplo, Vanesa Martín, Ed Sheeran, Lewis Capaldi, Tracy Chapman, Jesse & Joy, entre otros.

En 2017 se creó el grupo Tembea. ¿Cómo surgió?

Tembea como tal surgió oficialmente a raíz de un concierto benéfico que realicé para apoyar a mi colegio, quise tener varios músicos conmigo en esa ocasión y nos vimos en la obvia necesidad de ponernos un nombre, el cual proviene del swahili, y quiere decir “caminar”. Escogí este haciendo referencia a mi convicción de que, para labrarse un futuro en la música, se ha de hacer previamente un largo camino de evolución, con dedicación y esfuerzo, como se suele decir, “sin prisa pero sin pausa”, y generar un ecosistema propio entre los seguidores y el artista, que acaban siendo casi una familia.

Una vez finalizado el concierto, el grupo se disolvió y yo tomé mi propia dirección, adoptando Tembea como mi nombre artístico.

A día de hoy está intentando hacerse un hueco en el mundo de la música. ¿Cómo están siendo los inicios?

La música ha cambiado mucho a lo largo de los años y a velocidades vertiginosas, hoy en día prima la comercialidad, en términos generales, y los gustos van por épocas. Estamos en un momento que tiene sus pros y sus contras para los artistas que digamos se salen un poco de lo que es la moda. Por un lado, esto va a implicar un duro trabajo para encontrar nuestro sitio, por otro, el mismo hecho de haber construido ese sitio desde cero y con constancia, aumenta las probabilidades de una estabilidad a largo plazo. Por mi parte estoy experimentando ambas situaciones, creo que es el camino correcto.

¿Quiénes son sus mayores apoyos?

Desde el punto de vista del ámbito profesional, mis mayores apoyos han sido aquellas personas que me han acompañado y me acompañan en este proceso, personas que han creído en mí y me han ofrecido su ayuda, sin ellos no sería posible hacer todo esto. Hablo de personas como Fidel Cordero, mi productor y arreglista, pero ante todo mi amigo y compañero de trabajo, o mi manager actual, mi padre, con su larga experiencia en ventas y marketing. Y desde el punto de vista más emocional y personal, toda la gente que disfruta con mi música, que verdaderamente se siente identificada con ella y le da sentido al hecho de compartirla, además de ciertas amistades que han sido una muy importante parte de mí.

Sobre su nuevo álbum, Coordenadas. ¿Qué quiere transmitir?

Este álbum nace de la parte más humana de mí, de la parte más humana que todos tenemos, aquella que nos hace amar, dolernos, perder, encontrarnos, caer, volvernos a levantar, en definitiva, es la que nos hace estar vivos. Recoge una etapa muy ajetreada, un proceso de identificación de mí misma dentro del mundo, entre las personas, e incluso dentro de mí.

Quisiera que el álbum fuese ese lugar seguro que todos necesitamos en algún momento, sea ese momento bueno o malo, donde poder sentirse arropado y descansar. Un recordatorio de que todo se hace más ligero cuando estamos acompañados, me gustaría que este fuese el hombro en el que apoyarse, algo que me hubiese gustado escuchar a mí muchas veces.

¿A qué o a quién van dirigidas sus canciones?                                                 

Mi música siempre irá dirigida a todo aquel que quiera tomarla como suya, creo que es mi responsabilidad donar todo lo que tengo si eso me permite hacer el bien. Lo digo a menudo, la regalo a quien quiera aceptarla con sinceridad y cariño. 

De todos sus temas. ¿Con cuál se quedaría? ¿Por qué?

Esta es una pregunta difícil, es como preguntar a una madre por su hijo favorito. Supongo que dependiendo de la situación de mi vida en la que me encuentre, me decantaré por uno u otro, según cuánto se asemeje a lo que siento. Actualmente, entre los temas de mi álbum, a pesar de que al oído prefiero otros, creo que me decantaría por My own apology. Es una canción en la que me pido disculpas a mí misma por todas las veces que no he confiado en mí, que me he abandonado, que me he defraudado, que no me he tenido en cuenta o que me he exigido demasiado; ahora mismo me veo iniciando un proceso de crecimiento positivo, un poco a la expectativa y con algo de incertidumbre, pero me veo preparada y con buenas herramientas para seguir adelante.

¿Qué estilo de música le define más?

Como ya he dicho antes, es complicado clasificar mi música porque tengo un estilo diferente y propio, pero me suelo autodefinir como artista pop-folk.

¿Qué mensaje mandaría a los amantes de la música que aún no han escuchado sus canciones?

Únicamente diría que, para un verdadero amante de la música, siempre se ha de tener la mente abierta a descubrir en los sitios más inesperados. La música no es solo un conjunto de sonidos agradables, cuando decimos que nos gusta una canción, no nos referimos solo a lo que se oye, hablamos de identificarnos con la forma interior de la persona que ha compuesto esa música, por ello, un amante de la música también debe ser amante de los “encuentros”, debe estar dispuesto a adentrarse en los demás y dejar que otros se adentren en él. Si apreciamos esto lo suficiente, será más fácil disfrutar de todo lo que nos ofrezcan, solo hace falta tener un poco de alma y algo de capacidad de asombro.

Etiquetas
TAMBIÉN EN:
flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...