Recuperadas piezas arqueológicas en Zamora

Por SONIA ALFONSO SÁNCHEZ. 08/02/2020

El almacén municipal de la Concejalía de Obras del Ayuntamiento de Zamora alberga un "Lapidario" con centenares de piezas de interés arqueológico y arquitectónico que han sido recuperadas.

"Lapidario" en Zamora





Esto ha sido posible tras la ejecución de diversas obras públicas llevadas a cabo en el Casco Antiguo de la ciudad.



Tras un minucioso proceso de selección, estudio y catalogación por parte de técnicos especializados, todos estos fondos se encuentran inventariados y depositados en el almacén municipal, ubicado en el recinto de la estación de Renfe, donde han sido dados a conocer por parte del Concejal de Turismo y Comercio, Christoph Strieder.




La ,mayor parte de las piezas han sido recuperadas tras la ejecución de las obras de los jardines del Castillo hace unos diez años, si bien el lugar de procedencia inicial era el antiguo convento de San Jerónimo.



También hay piezas rescatadas en el parque de San Martín, como consecuencia de las obras de construcción del aparcamiento subterráneo, o de la Ronda de Trascastillo.



Asimismo, existe un sarcófago procedente del edificio de la antigua Casa de la Juventud y hoy albergue de peregrinos, en la Cuesta de San Cipriano.



Todas ellas han sido minuciosamente seleccionadas en base a su interés arqueológico y el estado de conservación, y se encuentran inventariadas y catalogadas gracias al trabajo realizado por el arquitecto Marco Antonio Martín, el arqueólogo Luis Villanueva y el doctor de Historia Medieval, Josemi Lorenzo, con la colaboración de la arqueóloga territorial, Hortensia Larrén.

Según explicó el Concejal Strieder, "se ha llevado a cabo una labor minuciosa de análisis y se han confeccionado unas fichas con toda la documentación de cada pieza donde se especifica su procedencia, dónde se han encontrado y otros datos relevantes de interés histórico".

Una vez catalogadas, se han instalado en una estantería industrial, ubicada dentro de la nave y lo suficientemente robusta para soportar su peso, ubicadas en palés independientes y numeradas para que los arqueólogos, arquitectos o historiadores puedan trabajar con estos depósitos.

Numerosas piezas

Entre las piezas destacan numerosas bases, capiteles y columnas de granito procedentes de los antiguos jardines del Castillo, hoy "Jardines de Baltasar Lobo", y similares a las que se mantienen junto a la Plaza de la Catedral. 

También hay restos de un antiguo escudo pétreo de la ciudad, una pila industrial o el sarcófago de la Cuesta de San Cipriano.

Christoph Strieder ha explicado cómo a lo largo de los siglos ha sido frecuente reutilizar piedras de unos edificios antiguos para construir otros posteriores, especialmente a partir de mediados del siglo XIX, tras la desamortización de Mendizabal, como sucedió especialmente con el antiguo monasterio de San Jerónimo y anteriormente con el propio Castillo.

Según manifestó Strieder, tras el importante trabajo llevado a cabo por los especialistas, el lapidario "permanecerá custodiado en los almacenes municipales pero quizá en un futuro se pueda crear un lapidario en algún lugar de la ciudad para que pueda ser visitado por los zamoranos y turistas, como un aliciente de atracción turística más de la ciudad", sin embargo no se muestra partidario de que esas piezas "puedan ser repartidas" por distintos espacios públicos de la ciudad, "ya que es conveniente que este tipo de piezas permanezcan suficientemente protegidas".


flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar