jueves, 7 de julio de 2022

Ciudadanos Málaga extremará la exigencia cara a los presupuestos

La formación naranja prepara el nuevo curso político con especial atención a los distritos.


Ciudadanos Málaga extremará la exigencia cara a los presupuestos
  • whatsapp
  • linkedin

Ciudadanos arranca el curso político en el Ayuntamiento de Málaga anunciando que extremará las exigencias para sentarse a negociar los presupuestos municipales; redoblará esfuerzos en distritos y barrios; intensificará la elaboración de propuestas de futuro para la ciudad, que cristalizarán en un documento marco (‘Mil ideas para Málaga’) para los comicios de 2019, y continuará por la senda de la bajada de impuestos que ha marcado los dos ejercicios anteriores. Así lo ha explicado el portavoz, Juan Cassá, quien, junto a los concejales Alejandro Carballo y Gonzalo Sichar, se ha reunido con los vocales de distrito y los responsables municipales de las cinco agrupaciones de Málaga capital.

Cassá se ha mostrado orgulloso del equipo en distritos y ha abogado por incrementar la presencia naranja en ellos. “Está claro que Málaga necesita de grandes proyectos pero no pueden las políticas quedarse sólo en el centro. Hay que atender a nuestros barrios y ahí vamos a seguir estando, cada vez más fuertes”, ha indicado.

Sobre propuestas de ciudad, Cassá ha detallado que el mencionado documento marco abordará múltiples aspectos. “Vamos a hablar mucho de una Málaga verde, de innovación, de turismo, de apertura al mar (económica y cultural), de lugar para invertir, de preservar las tradiciones y la cultura, de nuestros barrios, de colaboración público-privada …”, ha considerado. “Málaga ha dado un salto cualitativo de nivel pero puede evidenciarse cierto agotamiento en las políticas del PP, acentuado con la crisis sucesoria que tienen abierta”, ha manifestado el edil.

Para Cassá, Cs es clave en Málaga porque garantiza que no se apliquen políticas perjudiciales para los sectores estratégicos: “Ciudadanos somos el cortafuegos, la protección contra el populismo, y la garantía de renovación, reformas y cambios para seguir con la transformación de la ciudad. Y ser freno del populismo implica, por ejemplo, huir de aspectos como la turismofobia, que tanto daño puede hacernos y del ataque al inversor”.

El líder naranja considera que la crisis sucesoria está haciendo mella en la acción del gobierno municipal. Y, si bien el ecuador del mandato ofrecía un balance satisfactorio pero este año, a juicio de Cassá, “se está produciendo un freno por falta de coordinación y engrase en el equipo de gobierno”.

En cuanto a los presupuestos y ordenanzas fiscales, la formación naranja va a poner líneas rojas para sentarse a negociar. “Vamos a extremar la exigencia al equipo de gobierno sin perder la responsabilidad y la altura de miras. Y para el año que viene no habrá negociación presupuestaria si no vemos gestos que permitan desbloquear asuntos clave como el propio Repsol, bomberos, Limasa y nuestra gran apuesta, que es el Plan Especial del Monte Gibralfaro. Nosotros ligamos cada acuerdo al cumplimiento del anterior. Y este año apreciamos cierta parálisis que el equipo de gobierno aún está a tiempo de enmendar”, ha aseverado.

En este punto, ha recordado que todas estas cuestiones ya las ha abordado en privado con el alcalde en una reunión celebrada hace unos días. “Avisamos: la ciudad se juega mucho y hay que meter velocidad de crucero en aspectos clave para nosotros como Gibralfaro. Si no vemos avances, no habrá negociación. Así de claro. Así de leal, de frente y con antelación. Ciudadanos antepone el interés de Málaga al de sus siglas. Lo venimos demostrando. Pero no damos cheques en blanco”, ha abundado.

En materia fiscal, ha vuelto a mostrar su frontal oposición a un canon del agua para para pagar obras en la ciudad: “Queremos una Málaga en la que no se meta la mano al bolsillo del contribuyente. Llevamos 22 millones bajados en impuestos y queremos continuar así. Y desde luego esto no pasa por meter ningún canon del agua para abordar obras por más necesarias que sean porque Emasa está endeudada en más de 150 millones”.

El edil también se ha referido a la acción pendiente de la Junta de Andalucía en la ciudad. Ha pedido al Ejecutivo andaluz que cumpla con sus obligaciones. Arraijanal, la venta del edificio de Correos, los institutos de Teatinos, el yacimiento del Cerro del Villar, los centros de Salud de Churriana, El Palo, Gamarra, Cerrado de Calderón…

En relación a la Junta también ha recordado que Cs quiere que se ligue la licitación del metro en superficie a que la Junta ponga sobre la mesa mejoras palpables para Bailén-Miraflores. “Faltan aparcamientos, dinamización comercial… Hemos quedado en vernos ahora en septiembre para avanzar en esto pero no somos decisivos al no estar en ningún consejo de administración”, ha apuntado.

El portavoz ha concluido considerando clave la acción de Cs como contrapeso en el Ayuntamiento: “Vamos a seguir demostrando a Málaga que somos claves, que somos necesarios. Nosotros nos diferenciamos del viejo PP en nuestra falta de hipotecas, en nuestro sentido práctico y en no tener complejos para decir las cosas y nos diferenciamos de la izquierda en muchas cosas. Entre ellas, en el modelo de desarrollo que queremos para Málaga. Máxime cuando en la Casona tenemos una izquierda que no está en absoluto liderada por el PSOE, algo que no le viene nada bien a la ciudad”.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar