SUCESOS | SUCESOS PERDIDOS SIN JUSTICIA

Alcasser, el niño pintor de Málaga, el de Somosierra y más. España: País de misterios sin resolver

Por ENRIQUE ERRE. 17/11/2019

Miriam, Toñi, Desireé, David Guerrero Guevara, Juan Pedro Martínez, Macastre , Marta del Castillo y una larga lista son parte de una red de sucesos que en 2019 sigue siendo un Expediente X

alcàsser
niño pintor de malaga
niño de somosierra

Alcasser, David Guerrero Guevara y otros misterios sin resolver: crimenes con asesinos inocentes, desapariciones extremas y hasta abducciones. España, cuna de los sucesos más enigmáticos


En este diario ya hemos hablado muchas veces de Alcasser. El crimen que cumplió su 27 aniversario hace unos días es solo la punta de lanza de una serie de fenómenos inexplicables que no son paranormales pero que siguen estando sin resolver. Alcasser es el más famoso y no hay mes que surjan novedades sobre el crimen de Miriam, Toñi y Desireé. Sin embargo, también nos encontramos con otra lista de sucesos que muchos apuntan a que están conectados entre sí por la extrañeza de sus hechos.



En esta noticia vamos a repasar las vergüenzas de España en lo que se refiere a misterios sin resolver, desapariciones y posibles conspiraciones de Estado. Probablemente nos dejemos muchos casos y rostros pero hemos querido condensar los más importantes para argumentar lo principal: la sospechosa desidia que existe en buena parte de la sociedad española sobre la resolución de algunos de los casos más mediáticos.





Alcasser, el pozo sin fondo

Lo hemos dicho antes, si existe cualquier noticia de Alcasser esta tiene una buena repercusión por parte de sus seguidores en Internet. En los grandes medios como la televisión o los periódicos, sin embargo el efecto no suele ser el mismo. Le pasó a Iker Jiménez que dedicó un programa al caso junto a Fernando García, Luis Frontela y la viuda de Juan Ignacio Blanco.



Lo que a sus seguidores (y detractores) le pareció un buen inicio de temporada y solo mostraban su agradecimiento por resucitar el suceso, las cloacas y la maquinaria de "los hombres detrás de la cortina" se pusieron a funcionar nada más acabar el programa. Si bien el poder de las redes sociales los detuvo, no ocurrió lo mismo por foros y en su propio canal. Inmediatamente, nuevos usuarios entraban para defender a muerte la versión oficial y calificar de locos a quienes pensaban lo contrario (un 91% según la encuesta de Carmen Porter en Cuarto Milenio).



Para colmo de la desvergüenza, Risto Mejide daba cabida a Ramón Campos (el productor del documental de Netflix donde se apuntala la versión oficial y se denigra a quienes defienden la alternativa) para clamar al cielo que nadie se atreviera a cuestionar que no habían sido únicamente Miguel Ricart y Antonio Anglés los que habían matado a Miriam, Toñi y Desireé. El peón en este caso fue Beatriz Talegón que se llevó una buena tunda por parte de Todo es Mentira por twittear sobre la muerte del criminólogo del caso y hablar de las famosas cintas "snuff".

La realidad sigue siendo otra pese a quien le pese, y es que los seguidores del caso llevan décadas con este asunto y no piensan dejarlo caer. En Columna Cero hemos informado sobre las posibilidades de reapertura del caso respecto al Sumario B y a su repercusión internacional. También tenemos que aludir al caso Macastre, del que también hay plataformar para pedir su reapertura. Alcasser sigue siendo la mayor teoría de conspiración existente en España, contaminada o no, y habrá algún momento en que se terminará sabiendo toda la verdad.

El niño pintor de Málaga, una desaparición extrema

De David Guerrero Guevara también hablamos en su momento y además vinculando semejanzas y diferencias con Alcasser. No existen más datos (más allá de lo que se diga hoy en el programa de Iker Jiménez) pero de lo que estamos seguros es que todo tendría más que ver con el deseo de algunos poderosos por robar el talento inesperado de un niño nacido en una familia humilde.

Sin embargo, sucede un hecho muy curioso. A medida que la tecnología ha avanzado, se han podido encontrar nuevas pistas y no precisamente por la policía. La propia familia (sus hermanos) son los que siguen investigando el tema junto a algunos periodistas locales y la última pista sobre un tal Gervasio y unas declaraciones contradictorias (a las que no se les dió cabida en la época) de la hija de alguien de la Peña Artística donde David daba rienda a sus creaciones.

¿Por qué no se investigó esto en su momento?. No había medios ni técnicos ni humanos es la respuesta vaga que se da. Mientras tanto, una familia devastada sin saber el paradero de su hijo y que logran respuestas solo si se involucran en el caso haciendo el trabajo que tienen que hacer otras personas. La desaparición hoy por hoy se considera abducción ya que no dejó ningún rastro ni pista que seguir. Lo que nos vendieron en su momento como extraño podría llegar a una resolución antes de lo que pensamos.

El niño de Somosierra y su curiosa versión oficial

Aquí tenemos otro caso que suele ir de la mano con el anterior. Juan Pedro Martínez Gómez es otra desaparición sin resolver pero claro, como ocurre en este tipo de casos lo mejor es hilar una historia que tenga sentido. La versión oficial de este caso (que no resuelve la desaparición) es que el accidente que tuvieron donde los padres fallecieron y el niño desapareció fue todo un ajuste de cuentas por temas de drogas. Sí, drogas.

Este extremo fue defendido por la profesión del cabeza de familia (camionero) y que debido a ello se ganaba un dinero extra trasportando sustancias y estupefacientes por la Península Ibérica. Esta falacia ha sido desechada por la familia, que aunque con menos poder mediático, han dado grandes avances en su propia investigación (otra familia que tiene que meterse a detective privado porque quien tiene que averiguar que pasó no lo hizo en su tiempo).

El hermano del padre y tío del niño es el que ha dado varios pasos en este sentido afirmando la existencia de unas extrañas figuras del entorno rural que se encontrarían allí en el momento en el que camión volcó. Además se encuentra apoyado por la fundación ¿Quién sabe donde? presidida por Paco Lobatón, así que al menos cuenta con una cierta veracidad distinta a la teoría facil de los narcos. De los anteriores casos, parece que este es el que tiene visos de resolverse más rápido a pesar de las trabas que se han encontrado en el camino.

¿Hay una red implicada en estos sucesos?

Los tres anteriores son los más famosos pero todos estos casos no se hacen mito por su influencia mediática. En el mismo tiempo encontramos más sucesos que siguen dejando una serie de misterios no resueltos por el camino llevando a la gente a especular por el pobre trabajo hecho por la justicia y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Otros apuntan a que todo es parte de una gran telaraña que une cada suceso con planes urdidos por personas desconocidas pero poderosas. La teoría de la conspiración siempre patente.

Apuntabamos antes que Alcasser era el inicio de la tela de araña y no nos confudimos. Nuestros lectores nos han pedido vincular el caso con Macastre (lo estamos preparando), Gloria Martínez Ruiz, El Bar España, Marbella e incluso con el curandero Juan Casanova de Murcia. Si echamos un vistazo a otro de los casos más extraños y complejos (no es tan potable como el caso Alcasser) como lo es el secuestro de la farmaceútica de Olot, descubrimos que ambos casos tienen en común a una persona, y no para bien en ninguno de los dos lados.

El sur de España sigue dejando casos como Rocío Wanninkhof, Marta del Castillo o Sonia Carabantes en los siguientes años. ¿Y Melody Nakachian?. Ella fue la primera de una larga lista de sucesos y llamó la atención porque su secuestro fue de niña. Los que se han documentado en este asunto afirman que había negocios sucios de por medio y los máximos responsables eran miembros de una especie de mafia francesa. El país galo también aparecía en Alcasser y en el caso de Rocío Wanninkhof el Reino Unido representado por Tony King. Europa siempre está metida de una u otra manera.

Nos hemos dejado a Marta del Castillo, en su caso no existen personas extranjeras implicadas pero sí una trama de nombres que apuntan a altos cargos con poderes políticos tal y como ha denunciado su padre en multitud de ocasiones. ¿Y Marbella qué?. Tanto hablar de Isabel Pantoja y Julián Muñoz y en la época que la ciudad costera de Málaga se encontraba en el ojo del huracán de la prensa del corazón no se sacaban los trapitos sucios más allá de la corrupción.

España es la tierra de los misterios sin resolver, y no nos equivocamos si decimos que entre finales de los años 80 y principios de los 2000 existen crimenes y desapariciones que no se han logrado resolver y que cuando lo han hecho, la versión oficial no ha convencido a unos ciudadanos cada vez más alfabetizados y críticos (aunque seamos una democracia joven) con un sistema incapaz de dar respuesta y aplicar la verdad para resolver y hacer justicia.

 
 
 
 
 
 
 
 



Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar