sábado, 17 de abril de 2021

Bilbao reduce la siniestralidad vial en 2020

El Balance de Seguridad Vial arroja cifras positivas al disminuir los accidentes con lesionados, los atropellos y el número de víctimas.


Bilbao reduce la siniestralidad vial en 2020
  • whatsapp
  • linkedin

Influenciado por la pandemia del COVID-19 y por la rebaja del límite de velocidad a 30 kilómetros hora en toda la ciudad, 2020 registró las cifras más bajas de siniestralidad vial en Bilbao de los últimos diez años. Así lo pone de manifiesto el Balance de Seguridad Vial realizado un año más por la Policía Municipal de Bilbao.

En concreto, en 2020 se produjeron en la ciudad 1.258 accidentes –852 sin víctimas y 406 con víctimas–. Se trata de un descenso del 27,78% con respecto a los datos del año anterior, un 2019 en el que registraron 1.742 accidentes –1.060 sin víctimas y 682 con víctimas–. Pese a ello, hubo que lamentar el fallecimiento de cuatro personas en las carreteras bilbainas durante el año pasado. Con la particularidad además que, en todos los casos, las víctimas mortales fueron causadas por atropellos.

Descendieron todas las tipologías de siniestros, salvo aquellos en los que están implicados Vehículos de Movilidad Personal o patinetes, que pasaron de 8 en 2019 a 17 en 2020, probablemente por el incremento del número de estos elementos presentes en nuestras calles y calzadas. En este tipo de accidentes, la responsabilidad en todos los casos fue del conductor, por diversas infracciones o distracciones.

En 2020 se ha constatado una disminución de la cantidad de bicicletas implicadas en accidentes de tráfico, posiblemente también debido al confinamiento obligado por la situación sanitaria. En total, se registraron en Bilbao 121 siniestros con bicicletas implicadas, lo que supone un descenso de un 23% con respecto al año anterior (en 2019 se produjeron 173 accidentes).

En lo que se refiere a accidentes con víctimas (excepto atropellos), sobre las edades de los conductores responsables de estas colisiones, se observa que la mayor incidencia se da en el segmento de edad comprendido entre los 41 y los 50 años (con un 24,9%); si bien hay poca diferencia con las dos franjas inmediatamente anteriores: las de entre 31 y 40 (21,2%) y la de 21 a 30 (19,3%).

Causas y vías

Según los datos estadísticos que maneja la Policía Municipal de Bilbao, las causas principales de los accidentes de tráfico con heridos (salvo atropellos) el año pasado, fueron variadas. Destacan la pérdida de control por parte de la persona conductora (en casi un 22% de las ocasiones), seguida de las distracciones (15,58%), no respetar la distancia de seguridad (11,21%), la invasión de carril (8,41%) o saltarse un ceda el paso (7,79%), entre otras. Además, el 85% de los accidentes se produjeron en vías rectas (44,86%) o intersecciones (40,19%). En concreto, entre las vías que más siniestralidad registraron, se encuentran Santo Domingo (BI-631), Sabino Arana, Autonomía, Avenida Zumalacárregui, Gran Vía, Zabalbide, Lehendakari Aguirre o Gordóniz.

Atropellos

Los atropellos en 2020 se redujeron también de forma importante, sin embargo, los cuatro fallecidos que se registraron en las carreteras bilbainas en 2020 fueron por esta causa. Las cifras del año pasado confirman la tendencia descendente de esta tipología de accidentes en Bilbao, que sigue siendo una de las que más preocupa a los responsables de la Policía Municipal. Frente a los 85 atropellos de 2020, en 2019 se registraron 140, en 2018 fueron 155, en 2017 se produjeron 166 y en 2016 la cifra se elevó hasta los 183.

En los 85 atropellos en los que intervino el año pasado la Unidad de Atestados de la Policía Municipal se registraron 98 víctimas. De ellas, 80 fueron heridas leves, 9 graves, 4 fallecidos y 5 ocupantes o conductores del vehículo que atropella –todos estos de carácter leve–.

La franja de edad que más atropellos sufrió fue la de entre 10 y 29 años. Lo cual contrasta con años anteriores en los que este tipo de accidentes tenían más incidencia entre los mayores de 60 años.

Sobre las causas de los atropellos, destacan:

Que la persona conductora no respete el paso de peatones, en un 36,47% de los casos.

La irrupción del peatón en la calzada (ya sea por lugar indebido, sin mirar, corriendo...) en un 20%.

Y la distracción de la persona conductora, en un 15,29% de los siniestros.

Objetivo víctimas 0

A pesar de que el balance de seguridad vial es positivo, en tanto en cuanto el número de accidentes y víctimas se ha visto reducido, la Policía Municipal de Bilbao continúa trabajando para alcanzar el único objetivo que se puede perseguir en esta cuestión: que el número de accidentes y, sobre todo de víctimas, sea 0.

La mejoría en las cifras en los últimos diez años es claramente achacable a la puesta en marcha de campañas de prevención en materia de seguridad vial así como a las medidas implementadas para calmar el tráfico en la ciudad. Hablamos de modificaciones urbanísticas, como por ejemplo el diseño de las intersecciones, o la implantación de nuevos límites de velocidad, que permiten reducir la velocidad y con ello disminuir las consecuencias de, por ejemplo un atropello.

En este sentido en septiembre de 2020 se estableció el límite de velocidad de 30 kilómetros por hora en todo Bilbao, precisamente con el objetivo de mejorar los ratios en cuanto a número de accidentes y que, los que se produzcan, resulten menos lesivos.

Controles preventivos y alcoholemias en accidentes

Durante el año 2020 se han realizado menos controles preventivos de alcohol y drogas que años anteriores, debido a la incidencia de la pandemia del COVID-19. Hay que señalar que, este tipo de controles suelen reforzarse durante Aste Nagusia que no se celebró el año pasado. En concreto, se llevaron a cabo 36 controles preventivos; fruto de los cuales se hicieron 478 pruebas de detección alcohólica y 22 de drogas, con ocho y dos resultados positivos, respectivamente.

En cuanto a las pruebas de alcohol y drogas concurrentes en accidentes de tráfico, la Policía Municipal realizó el año pasado un total de 276, resultando 89 positivas. Fruto de ello, 57 personas fueron imputadas por un delito contra la seguridad vial –una de ellas tras la correspondiente investigación– y al resto se les impuso una denuncia administrativa.

Además, de esos 89 accidentes de tráfico en los que la causa determinante fue el consumo de alcohol y/o drogas, en 12 se registraron lesionados, ocasionando un total de 20 víctimas (5 en atropellos y 15 en el resto de accidentes). Asimismo, en hasta el 40 de estos accidentes se determinó como causa principal del mismo la influencia alcohólica en el conductor.

Sanciones de radar

Bilbao cuenta con varias cabinas de radar fijo y un vehículo radar para controlar la velocidad en la ciudad. El año pasado la Policía Municipal denunció a alrededor de 16.000 vehículos por circular a más velocidad de la permitida de más de 5.100.000 vehículos controlados. Un ratio de sanciones muy baja, poco más del 0,30%, teniendo en cuenta el número de automóviles que se mueven al año por las diferentes vías de la ciudad.

Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura de Euskadi

Con el objetivo de seguir mejorando los ratios de siniestralidad vial en nuestras calles, la Policía Municipal de Bilbao participa junto a la Ertzaintza y otras policías locales en el Plan Estratégico de Seguridad Vial y Movilidad Segura de Euskadi. En el marco de este plan, el año pasado se llevaron a cabo 24 campañas de vigilancia en diferentes ámbitos de la circulación y control a vehículos que toman parte en ella. Un número inferior de campañas al inicialmente previsto debido a la situación sanitaria.

En este sentido, se realizó una campaña para la prevención de atropellos, que concluyó con 153 apercibimientos a peatones y 4 denuncias (2 a peatones y 2 a conductores). Tres campañas de control a ciclistas que dejaron un balance de 262 apercibimientos y 4 denuncias; y dos de vigilancia a motocicletas, con 305 vehículos controlados y 19 denunciados. Se realizó una campaña acerca del uso de los dispositivos de seguridad (cinturón, retención infantil...), con 2.179 vehículos supervisados y 25 sancionados; y otra sobre las condiciones técnicas de vehículos (ITV), con un resultado de 6 denuncias entre 507 vehículos controlados. Además se llevaron a cabo dos campañas sobre distracciones (uso del móvil o navegador...), que dieron lugar a 15.194 vehículos controlados y 53 denuncias; y cuatro más sobre el transporte de mercancías. En estas últimas se estudiaron 325 vehículos y se sancionaron a 36. Dos campañas sobre el control del transporte escolar en las que se supervisaron todos los vehículos que, de estas características, circulan por la ciudad; y, otras dos a licencias de taxi y VTC, que se saldaron sin denuncia. La Policía Municipal efectuó también seis campañas sobre el control de velocidad. En ellas, se controló a más de 240.000 vehículos con el resultado de 1.113 sanciones.

Programa de apoyo de educación vial en la escuela

La seguridad vial es responsabilidad de toda la ciudadanía, en sus diferentes roles de movilidad. Una materia a la es conveniente acercarse desde temprana edad. Por esta razón, la Policía Municipal de Bilbao realiza desde hace casi treinta años un trabajo de formación a escolares a través del Programa de Apoyo a la Educación Vial en la Escuela. Desde el curso 2001-2002, han participado en él 77.710 niños y niñas de entre 9 y 13 años.

Anualmente suelen participar la práctica totalidad de los centros escolares de primaria de la Villa. Sin embargo, la situación sanitaria, ha condicionado el desarrollo de la actividad, tanto el curso pasado como el presente, reduciendo la participación prácticamente a la mitad. En 2020 tomaron parte en esta actividad en torno a 2.800 niños y niñas. Tanto el calendario del programa como los horarios de la actividad son los del curso escolar, de septiembre a junio; y la formación se imparte en euskera y castellano.

El tiempo de duración de la acción formativa completa es de cuatro horas y media y se realiza en dos partes: una teórica en el aula y una práctica en la pista de Sarrikondo (instalación municipal ubicada en Avenida Madariaga). Además, y siempre que las condiciones meteorológicas o la dinámica del centro así lo permita, ambas sesiones tienen lugar el mismo día.

Desde 1993, año en que la Policía Municipal de Bilbao se sumó al Programa de Apoyo de Educación Vial en las escuelas en Euskadi, la guardia urbana desempeña una labor formativa continua para educar en valores, impartir conocimientos y desarrollar actitudes en el campo de la seguridad vial, no solo con la población escolar, sino también con las personas mayores y con colectivos con algún tipo de discapacidad. De esta manera, con la prevención, se pretende seguir reduciendo accidentes y atropellos para conseguir y alcanzar el objetivo final en Seguridad Vial que es el de “cero víctimas mortales”.

Te puede interesar