martes, 5 de julio de 2022

Veinte municipios de Euskadi comienzan hoy su confinamiento

Una veintena de municipios de Euskadi, en los que la incidencia de COVID-19 es más alta, comienzan este viernes su confinamiento.


Veinte municipios de Euskadi comienzan hoy su confinamiento
  • whatsapp
  • linkedin

Esto se produce tras las medidas restrictivas adoptadas por las instituciones vascas el pasado lunes. Se trata de ocho localidades de Gipuzkoa, nueve de Bizkaia y tres de Araba. De esta forma, desde hoy están cerrados perimetralmente los municipios con más de 5.000 habitantes que tienen una tasa de incidencia acumulada igual o superior a los 500 casos por 100.000 habitantes en 14 días, como son: Salvatierra, Amorebieta-Etxano, Andoain, Beasain, Bermeo, Gernika-Lumo, Lekeitio, Markina-Xemein, Muskiz, Villabona y Zumaia.

También se conbfinan desde este viernes las localidades de Asparrena, Aizarnazabal, Berastegi, Ibarra, Mundaka, San Millán, Sondika, Zamudio y Zegama, que, aunque cuentan con una población inferior a los 5.000 habitantes, tienen una situación epidemiológica preocupante.

En estos pueblos, los vecinos no podrán desplazarse a la localidad colindante, los bares y restaurantes permanecerán cerrados y no habrá entrenamientos de deporte escolar, una actividad que se recupera en el resto de municipios aunque con restricciones.

Dos veces por semana, los lunes y jueves, se actualizará el listado de municipios en zona roja que se verán sometidos a confinamiento, en base a su evolución epidemiológica.

La vacuna Moderna se administra a los sanitarios

Por otra parte, también desde este viernes la vacuna Moderna comienza a administrarse a los profesionales sanitarios de Euskadi para su inmunización. La inoculación de este antídoto empezará por los servicios de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs) de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud y hoy la han recibido los del Hospital de Cruces, de Barakaldo (Bizkaia).

La Comunidad Autónoma Vasca recibió este pasado miércoles la primera entrega de 1.400 dosis y que serán administradas a los profesionales sanitarios, ya que su efectividad es menor en mayores de 65 años. En los próximos días se inoculará 700 dosis, mientras que la otra mitad se reservarán para la segunda dosis que requiere este fármaco, como ocurre con la vacuna Pfizer-BioNTech.

Hasta finales de marzo, se prevé que Euskadi reciba 24.900 dosis de Moderna en entregas que se realizarán cada dos semanas. Este fármaco no requiere temperaturas tan extremadamente bajas para su conservación como la de Pfizer, y por ello, el Departamento de Salud ha optado por almacenarlo en los centros de Osakidetza, desde los cuales la manipulación y administración a los propios trabajadores del Servicio Vasco de Salud "es más fácil" e implica "menos riesgo" para conservar las dosis.

Al igual que la de Pfizer, la vacuna Moderna requiere la administración de dos dosis. En este caso, la segunda dosis debe inyectarse 28 días después de la primera, mientras que la de Pfizer es a los 21 días.

  • whatsapp
  • linkedin

Te puede interesar