Bill Gates y su agenda oscura: desmontando el bulo

Los bulos no son nada nuevos y, en tiempos de incertidumbre, tienden a crecer. Antes de transmitir una información, hay que verificarla

Bill Gates y Enrique Bunbury, quien se suma a propagar bulos
Bill Gates y Enrique Bunbury, quien se suma a propagar bulos

Los bulos no son nada nuevos y, en tiempos de incertidumbre, tienden a crecer. Vivimos tiempos de redes sociales y conexión permanente, por lo que esas mentiras se propagan ridículamente rápido. Mentiras van, mentiras vienen… desde el inicio de la emergencia sanitaria, muchas “teorías” han estado circulando: que si el coronavirus es un arma biológica, que si Bill Gates está fabricando una vacuna que implantará un chip para controlar a la humanidad, que estamos al inicio de un Nuevo Orden Mundial, etc.

El pasado 4 de junio, el cantante Miguel Bosé expresó, a través de su cuenta de Twitter, que el coronavirus era “la gran mentira de los gobiernos, el de España incluido”. Bosé se ha mostrado muy crítico con las medidas tomadas por el gobierno, incluyendo el uso de mascarillas y tapabocas.

Para apoyar su afirmación, el cantante tuiteó el 31 de mayo un vídeo de la OMS donde se desaprueba el uso de mascarillas. Sin embargo, el pasado 5 de junio, la OMS cambió el protocolo del uso de mascarillas, recomendando su uso a la población en general, específicamente, las de tela.

 

Miguel Bosé sorprendió a todos días después

 

Sin embargo, lo que mayor preocupación y conmoción provocó vino días después. Quizás fue, precisamente, por el eco que tuvieron sus publicaciones que el cantante publicó el 6 de junio dos tuit donde se ufanaba de desmontar “la gran conspiración”.

En el primer tuit, publica un enlace a un blog llamado Movimiento Político de Resistencia, donde se publica un artículo afirmando que la OMS nunca aconsejó el confinamiento y, el segundo tuit, con la etiqueta #YoSoyLaResistencia con otro enlace donde a otro blog, llamado Donde la verdad nos lleva,  convocando a este sábado, 13 de junio, a todos los medios alternativos, a exponer a “Bill Gates y su agenda oscura”.

 

Enrique Bunbury se une a Miguel Bosé

 

El sábado 13 de junio, el cantante Enrique Bunbury dejó a muchos pasmados al unirse a Miguel Bosé en creer las teorías conspirativas. En su cuenta de Twitter, se unió a la campaña global #ExposeBillGates.

 

 

"Extiende la verdad sobre la agenda de Bill Gates", reza el cartel de la campaña compartido por el músico, generando el debate entre sus millones de seguidores, que han dejado más de 350 mensajes como respuesta.

No es la primera vez que Bunbury se adhiere a esta teoría conspirativa que plantea que la Fundación Bill y Melinda Gates quiere implantar microchips en sus vacunas contra el coronavirus para así controlar a toda la población vacunada a través del 5G.

El pasado mes de mayo, el músico español compartió un vídeo al respecto con un mensaje: "Un poco de info. How Bill Gates Monopolized Global Health".

Bunbury parece así seguir los planteamientos de Miguel Bosé, quien también los últimos días ha apoyado públicamente esta misma teoría contra el cofundador de Microsoft, contra las vacunas y contra el 5G.

 

Desmontando el bulo

 

Ahora habría que preguntarse ¿por qué Bill Gates? ¿cómo se inició esto? Para conocer la respuesta habría que remontarse hasta el año 2015. Ese en ese año, el fundador de Microsoft fue invitado a una de las famosísimas charlas TED y expuso que, de llegarse a producir una pandemia global, la humanidad no estaría preparada.

Pero Gates no hablaba sino en forma hipotética y de una crisis vírica ya que, en 2015, el Zika se propagó a nivel mundial y no hizo sino más que imaginarse lo que todos los guionistas de las películas de zombis se han imaginado por años, con la diferencia de que esto era una llamada de atención bastante seria.

El vídeo a continuación

 

 

La otra mentira en la que se apoyan los creyentes en las conspiraciones para acusar a Gates, es una supuesta vacuna contra el coronavirus, que fue patentada por un grupo farmacéutico que recibió una donación de su parte. El plan era crear el coronavirus en un laboratorio y ganar dinero vendiendo las vacunas. Ye está demostrado, científicamente, que el coronavirus tiene origen zoonótico, es decir, que se transmite de una animal al hombre.

Hay que recordar que el término “coronavirus” es genérico. Lo que llamamos coronavirus, en realidad es el SARs-CoV-2 y, la enfermedad que produce, es el COVID-19. Existen otros coronavirus. Uno más virulentos que otros y que provocan otras enfermedades.

La vacuna desarrollada con la donación de Gates, se creó para un coronavirus que afecta a las aves y a otros animales. No funciona para los virus que atacan a los seres humanos. Virus diferentes, vacunas diferentes.

 

¿Qué hay detrás de todo esto?

 

QAnon es la organización que parece estar detrás de todo esto. En realidad, esa organización es una defensora acérrima del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y que se encarga de lavarle la cara a cada metida de pata del presidente. Este bulo va por ese camino.

Gates ha sido una de las voces más críticas de su país, rechazando la manera incorrecta en como su gobierno ha manejado la situación. Eso sí, no ha nombrado al presidente Trump directamente, pero ya sabemos sobre quién recae el peso de la responsabilidad. El fundador de Microsoft recordó qué medidas se debieron tomar muchas semanas atrás.

Sin embargo, Trump responsabiliza a la OMS por la propagación del virus y amenazó con retirarle los fondos, cosa que Gates criticó duramente.

 

¿Qué es el GAVI?

 

Otra de las acusaciones que hace Miguel Bosé es presentar un vídeo donde el presidente de Gobierno anuncia una donación al GAVI, entidad descrita como una farmacéutica propiedad de la fundación Bill & Melina Gates. El cantante acusa al matrimonio Gates, representantes de la fundación filantrópica en salud y educación más grande del mundo, de ser “especialistas en vacunas fallidas que tantas víctimas han causado alrededor del mundo”.

El cantante también aseguró que “India les ha expulsado y denunciado”, mientras “Kenia ha destapado sus atrocidades”. Bosé escribió sobre el “proyecto de vacunas que portasen micro chips y nanobots”, desarrollados por Microsoft y vinculados a la tecnología 5G, la cual sería “la clave en esta operación de domino global”, convirtiendo a los ciudadanos en “borregos a su merced y necesidades”. Acusó a Pedro Sánchez de hacerse cómplice de un plan “macabro y supremacista”.

Pero el GAVI no es una farmacéutica. Es una alianza público – privada promotores de la vacunación. Tampoco es propiedad de la fundación de Bill & Melinda Gates, aunque esta última se encuentra entre sus impulsores, junto a las UNICEF y el Banco Mundial.

GAVI tiene su sede en Suiza y, desde el año 2000, ha ayudado a vacunar más de 750 millones de niños en los países más pobres del globo. Países como Etiopía, Myanmar, Afganistán, Armenia, Chad, Alemania, Canadá, Noruega, Estados Unidos y Reino Unido, tienen representación, al igual que dos representantes de la industria farmacéutica y uno de la sociedad civil (Rafael Vilasanjuan, español, es el suplente y es presidente del Instituto de Salud Global de Barcelona) y uno de los institutos de investigación sanitaria.

Kenia e India también colaboran con esta alianza. Narenda Modi, primer ministro de la India, se comprometió al pasado 4 de junio, a aportar 15 millones de dólares a los programas de vacunación y, en el caso de Kenia, ha invertido más de 500 millones de dólares en campañas de vacunación. Esa información se puede corroborar en la página web de la GAVI.

 

El 5G no tiene nada que ver con el COVID-19

 

El físico Alberto Nájera, vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), explicó a EFE Verifica que la diferencia de tamaño entre un virus y las ondas de las redes 5G -que pertenecen al rango de las radiaciones no ionizantes y no pueden desestabilizar un átomo- hace imposible que este tipo de redes puedan interactuar con un virus como el SARS-CoV-2.

 

La responsabilidad también es nuestra

 

Para finalizar, es muy importante no dar visibilidad a estas teorías de la conspiración, que pueden ser muy perjudiciales para la salud pública. No porque sean unos artistas reconocidos los que las divulguen, las convierten en realidades. Es sumamente irresponsable que personajes públicos emitan este tipo de comunicados por la repercusión que tienen en las masas. Sin embargo, cada vez que se reciba una información de este tipo, debe ser verificada antes de compartirla con otros.

flecha izquierda flecha derecha NOTICIAS AL ALZA ...