contador web

OPINIÓN | CHISMES DE MADRE Y ABUELA

Ahora, en un rato

Por EDURNE GARCÍA ORDÓÑEZ. 24/12/2018

Que todas las noches sean buenas. Que todos tengamos un abrazo al calor de la cena. Que los buenos ganen a los malos y los sueños nos alcancen cuando menos lo esperamos.

  • Adoptados por cuatro patas llenos de ternura.
    Adoptados por cuatro patas llenos de ternura.
  • Gracias a nuestra gorda querida.
    Gracias a nuestra gorda querida.
2018
Nochebuena

Antes de que saques la cara de debajo de la manta y entones tus cánticos de buena mañana; antes de que saltes del sofá, atento a que me pongo las botas, el abrigo, bufanda y gorro; antes de que me mires y sonrías, porque sabes que nos vamos a dar la primera vuelta de la mañana… Antes de que llegaras, a este hogar le faltaba algo: le faltabas tú.

Ahora, en un rato, 13 meses después y 2 nochebuenas juntos, ya sabes que tienes nombre y te gusta que lo pronuncie; nos ha costado mucho empeño que pierdas el miedo a cruzar la puerta, pero lo has conseguido; has logrado comer cuando estamos cerca y convivir con el monstruo amarillo (maldito aspirador); ya, el palo de la escoba no es un enemigo, ni el ruido del caerse algo te convierte en pelotilla. ¿Ves? Te lo has currado y merece la pena.

Ahora que sabemos que cuando todos ponemos un poco de nuestra parte, las partes son un todo que caminan juntos para siempre; ahora que has sido capaz de dejar el pasado atrás y correr hacia tu mejor horizonte; que de aquellos lodos solo quedan media docena de cicatrices cerradas: están ahí, sí, pero no volverás a ellas. Ahora que tienes una familia a la que proteges, que ya no tienes que robar comida, que has aprendido a jugar, reír, dar y pedir, y mirarme como sólo tú sabes poner el corazón en tus ojos… Ahora, es buen momento para darle las gracias a nuestra gorda querida, a tu ‘prima’, la que tiene 35 kilos de algodón de azúcar, por todo lo que te ha ayudado a sacar de ti lo que eres.

Y, ahora, nos vamos a correr, silvestres contra el viento, con toda la felicidad que somos capaces de reunir y con la pena inmisericorde de saber que, ahí fuera, siempre está el abandono; ahora, les deseamos a todos: tranquilidad, risas y abrazos; ésta y todas las noches; éste y todos los días. Todos los que hemos sido adoptados por cuatro patas llenos de ternura, tenemos mucha alegría por delante; infinitas cantidades de mimos, saludos y bienvenidas; inmensas horas de acurruque, los mejores paseos y, hoy, ¡doble ración de golos!  




NOTICIAS AL ALZA ...

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar