lunes, 10 de mayo de 2021

Jorge Javier y María Patiño abucheados en redes sociales

Jorge Javier Vázquez y María Patiño causaron conmoción en redes sociales durante el Rocío en Directo


Jorge Javier y María Patiño abucheados en redes sociales
  • whatsapp
  • linkedin

Este miércoles, 21 de abril, debió haber sido un hito en la historia de la televisión española. Rocío Carrasco iba a estar en directo para responder las dudas e inquietudes que, hasta el momento, habían surgido tras la emisión de los primeros siete episodios de su serie documental: Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Desde el anuncio la pasada semana de Rociíto para poner una pausa la docuserie y estar en directo frente a periodistas y colaboradores, la expectación no hizo sino ir en aumento cada día. De hecho, un ingrediente adicional fue añadido el pasado viernes, cuando desde “El programa de Ana Rosa”, su hija, Rocío Flores, increpó a su madre públicamente de parar todo ya que, según ella, su hermano, David Flores, también estaba sufriendo. Agregó también que su padre no es el monstruo que su madre está asegurando que es y que en varias ocasiones, había tratado de contactarla por teléfono y ella no le había contestado. “A tus hijos no te los ha arrancado nadie, estamos aquí, levanta el teléfono, llámanos, siéntate con nosotros, habla con nosotros en casa, vamos a aclarar las cosas, no quiero más dolor, ya no puedo más”, dijo.

Con el ambiente así de tenso y con gran expectativa, dio inicio el programa: una Rocío Carrasco entraba al plató entre lágrimas, conmovida por la recepción dada y por la interpretación de Blas Cantó, el representante de España en Eurovisión, de una canción de la gran Rocío Jurado: “Como las alas al viento”.

Al sentarse nada más, Rociíto dio un arranque potente: pidió dejar de atacar a su hija a quien consideró otra víctima de Antonio David, reconoció que la sigue amando y que es lo más maravilloso que le ha pasado y que no la denunciaría nunca, a pesar de todo. Reveló detalles sobre la paliza que ella le propinó y de cómo fue usada por el malagueño para darle una estocada final. Pero, a partir de ese momento, todo se vino abajo por una falta de guion, desorden e improvisación, desaprovechando una oportunidad de oro.

 

Jorge Javier Vázquez y María Patiño fueron abucheados por la audiencia que se resintió de la falta de seriedad con que trataron el tema.

Para muchos medios de comunicación, Rocío Carrasco estuvo  magnífica, y eso es de agradecer. El resto de los colaboradores sí dejó mucho que desear. Para nada sirvieron las advertencias de Carlota Corredera de la necesidad de estar a la altura del tema. Al menos ella no decepcionó, aseguraron los medios y los internautas. En cambio el resto del panel, sí. Incluyendo a Jorge Javier Vázquez, que resulta inexplicable dada la enorme carrera que este ha hecho en televisión.

Los internautas no dejaban de preguntarse si Jorge Javier no estaba confundido de programa. Los más avispados le recordaban en redes sociales que eso no era ni “Supervivientes” ni “Sábado Deluxe”. Muchos también señalaron que fue su ego: quería ser el protagonista de la noche, por encima de Rocío Carrasco y de Corredera, interrumpiendo los testimonios con salidas fuera de lugar y algo indecorosas. Otros medios señalaron que tampoco se sentía cómodo con Corredera como conductora. Nunca se había visto al presentador tan poco acertado.

María Patiño fue otra muy criticada en redes sociales. No dejaba explicarse a Rociíto. Hablaba e interrumpía demasiado, llegando incluso a protagonizar un altercado con Marc Giró, con Carrasco y hasta el mismo Fidel Albiac, que hizo una entrada en directo, lo que le restó mucho protagonismo a Rocío, desvirtuando completamente el tema.

Falta de guion, improvisación, egos inflados de los presentadores, forzar contenidos… todos esos fueron los argumentos espetados por los internautas, concluyendo que se perdió una oportunidad de espectacular para que la hija de “la más grande” respondiera todas las inquietudes que surgieron de la serie documental y que profundizara más en su testimonio, que era lo que verdaderamente importaba.

Te puede interesar