sábado, 17 de abril de 2021

Rocío Flores ¿alienada por Antonio David?

¿Qué hay detrás de la tranquilidad que muestra Rocío Flores en sus redes sociales cuando su padre y su madre están en plena guerra mediática? Algunos especialistas dan sus razones


Rocío Flores ¿alienada por Antonio David?
  • whatsapp
  • linkedin

Durante los dos últimos domingos, España ha sido testigo de los desgarradores testimonios de Rocío Carrasco. Es que su serie documental no ha pasado percibida para nadie. Seguidores y detractores de Rociíto tratan de estar al tanto de todo, ya sea para apoyar o para poner en duda y desacreditar.

Y no era para menos. Rocío, contar la verdad para seguir viva se ha convertido en un fenómeno y, aunque en su segundo domingo hubo una baja leve a nivel de audiencia, siguió manteniéndose muy por encima del programa que le sigue. Y así parece que será durante los episodios restantes. Telecinco, finalmente, se salió con la suya: dar a conocer en exclusiva la versión de Rocío Carrasco.

Por todos es conocido la nula relación que mantiene con sus hijos. Sus detractores la acusan de mala madre por eso, olvidando, o por lo menos, no dado importancia a la paliza que le propinó su hija, Rocío Flores, cuando esta era una menor de edad, y así consta en las sentencias judiciales, las cuales pudieron conocerse el año pasado, días antes de que la hija de Rocío y Antonio David, partiera rumbo a Honduras como participante de la edición 2020 de Supervivientes.

 

Rocío Flores ¿alienada por Antonio David?

Fue durante el primer programa que, Rocío Carrasco, dio una de las explicaciones que sus detractores se negaron a aceptar: “si algo me he considerado en la vida, y me considero, es (ser) una buena madre”, alegato imposible de creer para muchos de ellos, es que “una madre debe dar el todo por sus hijos”, afirmaron en las redes sociales. Y Rocío Carrasco continuó: “yo me he puesto por delante de mis hijos siempre, para que a ellos no les rozara  ni el aire. He estado malviviendo veinte años, con tal de no contribuir al sufrimiento de (mis) dos niños”.

Visiblemente afectada aseguró que “a mí me han arrancado de cuajo lo más importante que, bajo mi punto de vista tiene un mujer, que son sus hijos”. En redes sociales fue criticada por no luchar por ellos, según algunos tuiteros, e insistieron en catalogarla como mala madre porque los había dejado en manos de un supuesto maltratador.

Antonio David Flores nunca ha sido sentenciado ni juzgado por el delito de maltrato psicológico. Rocío Carrasco interpuso en diciembre de 2016 una denuncia y esta fue sobreseída. Sin embargo, en los informes a los que tuvo acceso el medio Vanitatis, los que reposan en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer en Alcobendas, y que fueron presentados por la denunciante, certifican que es la influencia del padre la que condiciona los pensamientos de rechazo hacia su madre por parte de la hija, y es lo que aseguran los especialistas adscritos a los juzgados.

De acuerdo al informe que fue levantado cuando Rocío Flores fue condenada por “un delito maltrato habitual, un delito de maltrato, una falta continuada de amenazas y una falta continuada de injurias”  hacia su madre, dio como resultado uno muy similar al de todos los informes presentados por la lucha de la custodia: una situación de indefensión de los dos hijos por un divorcio mal llevado, y aquí es donde se oscurece todo, se concluyó que Rocío Flores estaba condicionada por su padre, aseguraron los profesionales.

De acuerdo a ese informe, el ex guardia civil, aseguró mantener siempre un relación cercana con sus hijos, considerando a la nieta de Rocío Jurado, como muy madura para su edad, lo que reforzó las críticas que la menor hacía sobre su madre y el desconocimiento de esta como figura de autoridad. “La menor no reconocer a su madre como figura de autoridad”, continuó el informe, mostrando también un cúmulo de ideas y conceptos muy parecidos a los de su padre.

Para Rocío Flores, Fidel Albiac, amistades de su madre, algunos familiares, como tíos y primos con los que se relaciona muy poco, fueron considerados como negativos en líneas generales, sin especificar el por qué y, durante el proceso de divorcio y lucha por la custodia, siempre creyó a su padre como víctima de su madre, teniendo hacia él siempre una actitud protectora, llegando a mentir para beneficiarlo.

 

Rocío Flores: "para mí, Olga es mi madre".

En otro informe, redactado por la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Educación y Reinserción del Menor Infractor, confirmó ese hecho, que mintió para beneficiar a su padre. El mismo informe aseguró que, aunque en ambos núcleos familiares existían argumentos en contra del otro luego de la separación, en el núcleo materno se mantuvo a los hijos alejados de esas informaciones; igualmente, nunca se puso en duda que el domicilio paterno no se ejercieran los cuidados suficiente, al contrario que en el domicilio del padre quien aseguraba que, Rocío Carrasco, ni se quería hacer cargo de los hijos ni estaba capacitada para cuidarlos.

Una de los testimonios que causó sorpresa a los investigadores fue la forma cruel con que la menor se expresó hacia su madre, no queriendo contar nada bueno sobre ella y asegurando que “no hay nada (bueno de su madre), por mucho que piense en ello… para mí, Olga es mi madre”.

Te puede interesar