Isa Pantoja habla de su vivencia en la habitación de los trastos de Paquirri en Cantora

La hermana de Kiko Rivera aseguró haber visto el espíritu de Paquirri y habló de la orden que dio su madre: NO entrar en esa habitación

Isa Pantoja
Isa Pantoja

Isa Pantoja se ha convertido en la tercera en discordia en el enfrentamiento entre Kiko Rivera y su madre, Isabel Pantoja. La joven está participando en “La Casa Fuerte” pero, gala tras gala, Jorge Javier Vázquez le va contando las últimas novedades sobre la guerra mediática entre madre e hijo. En esta ocasión, Isa tuvo que explicar todo lo que sabía sobre la polémica habitación de los trastos de Paquirri en la finca Cantora.

Precisamente, tirando de archivo, se demostró que la primera que habló de esa habitación fue la propia Isa durante su estancia en “Gran Hermano VIP 6” y contó que su famosa madre no les dejó nunca entrar en esa estancia de la finca por una razón de peso. Y de aquello han pasado dos años, aunque en aquella ocasión nadie había entendido la importancia de esta declaración.

Isa Pantoja fue la primera persona en hablar sobre la existencia de una extraña habitación en Cantora

Isa explicó a sus compañeras, en la casa de Guadalix de la Sierra, que en la finca Cantora llegó a ver el espíritu de Francisco Rivera “Paquirri” (al que ella llama Paco, a secas) y lo hizo en una habitación de la casa que tenía una peculiaridad: todos los miembros de la familia tienen prohibido entrar allí.

Isa aseguraba no recordar con claridad lo que había sucedido, pues apenas tenía tres años cuando sucedió aquellos, pero si tiene en su mente grabadas a fuego las extrañas órdenes de Isabel Pantoja: a esa habitación de la finca Cantora, la casa familiar, No está permitido entrar.

Este pasado domingo, Isa escuchó lo que su hermano contó en el polémico especial “Cantora: la herencia envenenada” y explicó cómo descubrió que su madre le había mentido a lo largo de todos estos años tras, por casualidad, entrar en una habitación de Cantora el pasado día 2 de agosto. Los miembros más “importantes” del clan Pantoja estaban allí para celebrar el cumpleaños de la tonadillera y el joven descubrió, 36 años después de la muerte de su padre, que sus objetos de torear (presuntamente robados) estaban allí.

En aquel momento, Kiko descubrió que su madre le había engañado a lo largo de todos estos años y la relación entre ambos está rota desde entonces. A partir de ese descubrimiento, el DJ empezó a cuestionarse todo lo que había sucedido en estos años y decidió ver el testamento que dejó el diestro. Según aseguró durante la emisión del mencionado programa, su madre no respetó las últimas voluntades de Francisco Rivera “Paquirri” y siempre se ha movido por el amor al dinero.

Isa Pantoja ha explicado a Jorge Javier Vázquez:

“En ese cuarto nunca entra nadie, solo entré yo con 3 años y lo vi, a Paco. Bueno, eso es lo que mi madre me contó. Mi madre no dejaba que entrase nadie a ese cuarto”.

Dos años después, Kiko ha retomado esa historia al descubrir las pertenencias de su padre en su propia casa después de estar muchos años preguntando por ellas, una denuncia presuntamente falsa por robo y la lucha de sus hermanos paternos, Cayetano y Francisco, por conseguir las cosas que su padre les había dejado. Tras darse cuenta de lo que había pasado, según confesó el propio Kiko, el DJ se quedó en shock y llamó a sus hermanos para pedirles perdón por todo lo que había pasado.

Varios periodistas dudan de las palabras de Kiko, ven complicado que el DJ no viera esas pertenencias en su casa durante más de treinta años, pero su hermana ha explicado la razón de este hecho, que dejó atónitos a sus compañeros en “La Casa Fuerte 2”.

”Cuando tenía tres años, en Cantora, yo me fui al cuarto de Paco donde nunca ha entrado nadie, solamente entra mi madre. Y una amiga de mi madre me dijo que qué me pasaba porque yo miraba a la pared y me reía. Y mi madre escuchó un grito y le preguntó a su amiga que qué pasaba. Mi madre vino y me preguntó que qué había visto y yo le decía que a papá. Desde ese día mi madre no nos ha dejado volver a entrar a ese cuarto”.

En aquel momento, cuando Isa habló sobre aquella habitación que estaba cerrada con llave y donde nadie podía entrar, los colaboradores de “Sálvame” no se tomaron en serio sus palabras. Ahora, dos años después, aquella conversación con sus compañeras de convivencia gana peso y siembra la duda sobre si Kiko, realmente, no era conocedor de la existencia de esa habitación donde se escondían, durante tres décadas, los tratos de torear de Francisco Rivera “Paquirri”.