Raquel Bollo se posiciona en la guerra mediática entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja

Raquel Bollo nunca haría algo así a sus hijos, pero también está convencida de que Kiko Rivera se va a arrepentir de lo que ha hecho

Raquel Bollo
Raquel Bollo

Raquel Bollo visitó el plató de “Sábado Deluxe”, inicialmente, para comentar la última gala de “La Casa Fuerte”. Pero, como ella misma explicó, la actualidad mandaba y tuvo que dar su punto de vista sobre el conflicto entre su gran amiga, Isabel Pantoja, y el hijo de ésta, Kiko Rivera.

Raquel Bollo, durante años, fue una gran defensora en los platós de televisión de la familia Pantoja y ha querido dar su visión más honesta sobre este conflicto que, jamás, se hubiera imaginado que llegaría hasta el punto de ver a Kiko en un plató, con documentos legales, señalando a su madre como la principal responsable de que no tenga la herencia de su padre.

Raquel Bollo fue la segunda mujer del primo hermano de Isabel Pantoja, el cantante Chiquetete

La guerra mediática entre la tonadillera y su hijo ha llegado a unas cotas que nadie se hubiera imaginado y, según los colaboradores de televisión, ya no hay marcha atrás: duras acusaciones, posibles delitos, dinero que desaparece, hipotecas que se solicitan supuestamente a nombre de Kiko cuando él es un bebé... y la gran decepción que asegura el propio Kiko sufrir con su madre, por la que llegó a “estar enamorado”, por la gestión de la herencia de su padre, el mediático torero Francisco Rivera “Paquirri” y su papel no solo como madre, también como abuela.

Todo esto se trató en el especial “Cantora: La herencia envenenada” que fue un éxito de audiencia (31,5% de media y en horario de madrugada, rozando el 50%). Uno de los datos más importantes desvelados por Kiko Rivera en el plató fue la fecha de inicio de todo el conflicto: el pasado 2 de agosto, día en el que los miembros principales del clan estaban en la finca Cantora celebrando el cumpleaños de la matriarca.

Raquel Bollo fue la segunda mujer del primo hermano de Isabel Pantoja, el cantante Chiquetete

Un hecho casual y una conversación con su tío Agustín fueron los detonantes de todo el conflicto.

Raquel Bollo fue la segunda mujer del primo hermano de Isabel Pantoja, el cantante Chiquetete

Una polémica que ya ha hecho historia en la televisión y que copará la mayoría de los titulares de los próximos meses, pues ha salpicado no solo a todos los miembros del famoso clan, también a la familia Rivera, a los hermanos del joven (Francisco y Cayetano Rivera) y varios colaboradores de televisión como es el caso de Raquel Bollo que fueron, en alguna etapa de su vida, cercanos al clan Pantoja.

En estos momentos, nadie quiere resistirse a dar su punto de vista sobre un asunto tan complicado como es el conflicto entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera por un tema que lleva 36 años encima de la mesa: la herencia de Francisco Rivera “Paquirri”.

Este sábado, Raquel Bollo se sentó en “Sábado Deluxe” y tuvo que dar su punto de vista al haber sido una de las personas más próximas a Isabel Pantoja, durante unos años, por su unión familiar con el desaparecido Chiquetete, primo de la tonadillera:

“Yo me volvería loca, no quisiera verme en su pellejo. A Kiko le adoro. Es muy complicado”.

Ante las preguntas de María Patiño, Raquel Bollo intentaba no mojarse ante el conflicto familiar pero acabó siendo demoledora ante lo que había sucedido apenas 24 horas antes en ese mismo plató:

“Yo esto sería algo que, como madre, no haría con mis hijos en la vida, pero también sé que Kiko, como hijo, se va a arrepentir y ayer dijo cosas que sobraban”.

La colaboradora de televisión ha reconocido que quiere a los dos, pues los considera de su familia. Y lo que más teme, hoy en día, es que este conflicto acabe trayendo consecuencias que no tengan retorno para ninguno de los dos:

“Esto puede traer cosas más graves más allá de lo sentimental. Me da miedo”.

Raquel, que conoce a Kiko desde que era un niño y mantiene amistad con su hijo mayor, reconoce que después de ver al DJ romperse en un plató de televisión y hablar de una manera tan clara sobre el conflicto y la situación que dice haber descubierto, le da mucha pena la situación en general.

“No me imagino cómo estará en su papel de hijo... Y en el papel de madre, es lo peor que puede pasarte en la vida. Y no digo con esto que Kiko Rivera se calle, solo que no gana ninguno”.

“Quiero a los dos por igual. Ni a uno más ni a uno menos”.

Sobre las mencionadas consecuencias, Raquel es muy consciente de que puede generar daños irreparables en la familia.

“Puede traer consecuencias graves, hay cosas que igual no han prescrito, me da miedo por los dos(...) Mi sentimiento es de tanta pena”.


Hay que recordar que en el susodicho especial sobre Cantora, Kiko no dudó en arremeter con mucha dureza contra su mediática madre y confesó que sentía que le habían engañado durante toda su vida. “Me han robado a sabiendas que me estaban robando”. El detonante del conflicto tuvo lugar el pasado 2 de agosto, día en el que Kiko descubrió que los trajes y pertenencias de su padre, supuestamente robados y que debían estar en manos de su hermano Francisco Rivera, estaban en una habitación de Cantora, un hecho que siempre le había ocultado su propia madre:

“Yo toda mi vida he pensado que ahí no había nada. Cuando he entrado ahí no había nada”

“Me siento engañado desde el momento en el que mi padre se fue. Lamento que las cosas hayan sido así. No me he enterado hasta ese día. La historia es así, al menos la mía (…) Esto no puede suceder en ninguna familia”.