La entrevista más dura de Kiko Rivera sobre Pantoja: “Nunca voy a perdonar a mi madre”

Kiko Rivera se muestra muy dolido por la actitud de Isabel Pantoja: antes está el dinero que sus hijos

Kiko Rivera
Kiko Rivera

Kiko Rivera ofreció la entrevista más dura de toda su vida en “Cantora: La herencia envenenada”. Un especial fruto de dos semanas de trabajo del equipo de investigación de “Sálvame” y cuyo objetivo era contestar a todas las dudas existentes sobre la herencia de Francisco Rivera “Paquirri”. Pero, durante más de cuatro horas de programa, todo giró alrededor de un único protagonista: Kiko Rivera.

La relación entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja cambió para siempre el pasado 2 de agosto, cuando el DJ descubrió algo sobre la herencia de "Paquirri"

El joven se ha mostrado muy crítico con su madre, la tonadillera Isabel Pantoja, a la que acusó de haberle robado cuando solo era un niño y ha confirmado lo que se rumoreaba: no hay marcha atrás en su relación.

Kiko aseguró que no sabía absolutamente nada de los extraños movimientos que había llevado a cabo su madre con las propiedades y bienes de su padre hasta este 2 de agosto, día en que todo cambió para el DJ: los rumores y las denuncias hechas por sus hermanos a lo largo de todos estos años eran verdad. Su madre le había mentido y le había engañado desde joven.

Kiko Rivera ha confesado que ha sido muy duro descubrir todo lo que ha sucedido a lo largo de estos 36 años y darse cuenta de una realidad: “Para mi madre el dinero está antes que sus hijos”.

Kiko Rivera dijo “basta” tras la entrevista en “Sábado Deluxe” en la que hablaba de su problemas de salud (aseguraba tener una depresión tras todo lo que estaba sucediendo: problemas familiares, crisis económica por la COVID...) que acabó con una llamada telefónica de Isabel Pantoja. En la misma, la tonadillera le decía a su hijo que la tenía a su lado y no debía decir esas cosas en televisión. La realidad no tenía nada que ver con esa llamada que, para Kiko, fue un ejemplo de lo mentirosa y manipuladora que puede llegar a ser su famosa madre.

Tras esto Kiko empezó una guerra en las redes sociales contra su madre y decidió conceder una entrevista en una conocida revista (siendo entrevistado por Mila Ximénez, una antigua enemiga de su familia). Una auténtica bomba y la polémica iba cada vez a más sacando a la luz la verdadera cara de Isabel Pantoja. Son numerosos los temas que han provocado que Kiko Rivera se haya enfadado con su madre, pero el más importante es descubrir qué ha sucedido con la herencia de su padre, uno de los toreros más importantes de su generación, Francisco Rivera “Paquirri”.

Kiko Rivera movía ficha de nuevo y decidía aceptar la invitación de Mediaset para formar parte del especial “Cantora: La herencia envenenada” y se ha mostrado como un joven roto ante las traiciones familiares y muy demoledor hacia la figura de su madre. El DJ lo tenía muy claro:

“me han engañado, me han robado”.

Y no dudó en decir cosas muy duras sobre su madre, una de las figuras más mediáticas de los últimos 40 años: “No la voy a poder perdonar, definitivamente”.

El joven lo está pasando muy mal al descubrir una realidad de la que no tenía ni idea y cuya máxima responsable sería su madre: “Me gustaría volver a verla, pero a día de hoy no tengo fuerzas”. Tras las duras declaraciones, Kiko ha querido dejar claro que lo que más le duele es la actitud que está teniendo su madre con él:

“en su escala de valores, sin lugar a dudas está antes el dinero que sus hijos”.

Eso sí, para que nadie le acuse de hablar basándose en rumores y en lo que le dicen terceros, Kiko llegó con un montón de papeles que fue enseñando para explicar las razones que le han llevado a pensar de esta manera.

Otra de las razones por las que Kiko ha querido dejar claro que no va a perdonar a su famosa progenitora es por la confianza que siempre había tenido en ella y que ha perdido, en apenas unos días, por completo, tras descubrir la presunta realidad sobre la herencia de su padre, Francisco Rivera “Paquirri” que falleció por una herida de asta de toro cuando él tenía apenas siete meses de vida:

“Confiaba en mi madre. Me he fiado de mi madre al cien por cien, hasta he podido tener el complejo de Edipo de estar enamorado de esa persona”.

Una de las grandes sorpresas de la noche fue cuando Kiko le dio la razón a su hermano mayor, Fran Rivera, que lleva más de 20 años luchando por los objetos personales que le había dejado su padre.

“Si después de esto mi madre no tiene el valor de llamarme entonces es que no tiene corazón como dijo mi hermano Francisco”

E, incluso, ha ido mucho más lejos al revelar un comportamiento por parte de su madre que nadie se podría imaginar:

“Yo ya sé que no lo tiene, por lo menos conmigo, por lo que hay aquí. Esto yo no se lo haría a mis hijos”.

Después de recibir información de sus abogados, documentos de la notaría de Fuengirola relacionados con el testamento de su padre y analizar todo lo que ha pasado, el DJ ha sido muy tajante: “no tiene una explicación lógica”.