Anabel Pantoja habla de la hija de Belén Esteban en “Sálvame”

Anabel Pantoja había pasado "un día de perros por culpa de mis directores"

Anabel Pantoja
Anabel Pantoja

Anabel Pantoja ha visto como su amistad con Belén Esteban estaría pasando por un momento muy complicado: los jefes de “Sálvame” decidieron publicar una llamada de teléfono con la sobrina de Isabel Pantoja y la joven quedó retractada. No solo insultó a varios compañeros, despreció el programa de televisión en el que trabaja... mencionó a la hija de Belén Esteban, algo que está totalmente prohibido, y estalló la bomba en el plató.

La tarde de Anabel Pantoja en "Sálvame" fue muy complicada por negarse a hablar de su familia

Anabel Pantoja estaba completamente acorralada, mientras estaba en su casa realizando una videollamada con sus compañeros de “Sálvame” recuperándose de su operación. La joven ha llegado al límite de sus fuerzas y ha terminado enfrentándose no solo con sus compañeros, también con sus jefes.

Anabel Pantoja lleva muchos años trabajando en televisión, pero parece que esta vez ha pecado de cándida. La joven habló de más durante una conversación telefónica en la que acababa insultando a todos sus compañeros y rajando de más. Por supuesto, “Sálvame” recuperó la grabación y la emitió en directo, después de que Anabel se negase a hablar de su familia y sus compañeros se quedaron a cuadros al escuchar los insultos y frases ofensivas de Anabel.

Una de las personas más decepcionadas con Anabel Pantoja, sin duda, ha sido Belén Esteban. Y es que la colaboradora sacó a la palestra un tema totalmente prohibido en el programa: mencionar a Andrea Janeiro. Y, por supuesto, se armó la mundial y Belén se mordía la lengua para evitar contestar.

La frase de Anabel Pantoja fue: “Cuando se habla de la hija de Belén Esteban, no se habla”. La sobrina de la tonadillera estaba hecha un basilisco pues no quería hablar de las diferencias entre Isabel Pantoja y su primo, Kiko Rivera. Muy enfadada, la de Paracuellos se dirigió a su compañera, que estaba en su casa recuperándose de su operación de peroné: “Estoy muy disgustada. Mi hija no se dedica a esto y a mi hija no se la nombra. No le voy a decir nada porque yo no voy de superamiga ni nada pero yo a Anabel la quiero mucho. Me he llevado un superdisgusto, pero de mi hija no. Ni tú ni nadie porque ella no se dedica a esto. Me ha dolido que esto venga de ti”.

Pero no fue la única bronca que se llevó Anabel que, por culpa de la tensión acumulada a lo largo de todo el día, acabó llorando. Según ella, por haber tenido “un día de perros por culpa de mis directores”.Tras la llamada, quedaba claro que Anabel tenía para todos sus compañeros y Jorge Javier Vázquez, con su ironía particular, le dijo “si quieres puedes hacernos una lista con los temas de los que sí estás dispuesta a hablar. ¿No sabes en qué programa trabajas?