Isabel Pantoja no se cree la depresión de Kiko Rivera

La falta de comunicación entre madre e hijo está afectando a la tonadillera

Kiko rivera Isabel Pantoja
Kiko rivera Isabel Pantoja

La guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera se recrudece. Esta mañana, en “El programa de Ana Rosa”, la tonadillera ha golpeado con fuerza a su hijo en su nueva intervención telefónica: no se cree la presunta depresión que estaría sufriendo su hijo y que hizo pública durante su entrevista en “Sábado Deluxe”. Según la famosa cantante: “Cuando lo mire a los ojos sabré si dice la verdad”. Además, se ha mostrado muy dolida con su hijo después de haber estado a su lado todos estos años: “No sé por qué me está haciendo esto”.

La periodista García- Pelayo ha asegurado que Isabel Pantoja estuvo llorando a lo largo de la primera parte de la dura entrevista de su hijo y cada vez son más los colaboradores que sospechan que Kiko exageró su depresión para que la entrevista no siguiera tratando sus infidelidades.

Isabel Pantoja no entiende la razón por la que su hijo le está haciendo tanto daño

García- Pelayo quiso hablar con Isabel Pantoja tras el último encontronazo que vivieron en directo. Una llamada telefónica en la que Isabel Pantoja se mostró muy honesta y que la colaboradora aprovechó para preguntarle sobre la posibilidad de que Kiko estuviera exagerando una depresión ante los telespectadores para poder exculparse de las presuntas infidelidades que habría cometido durante su matrimonio. La tonadillera contestó: “No sé qué le pasa, no sé por qué me está haciendo esto”. La cantante se pone muy nerviosa al hablar sobre la situación de su hijo.

Uno de los momentos más importantes de la conversación fue cuando la propia Pantoja confesó que tenía muchas dudas sobre las palabras de su hijo y su supuesta depresión: “Quiero verlo, mirarlo a los ojos y saber si miente o no”. García- Pelayo le admitió que ella si duda sobre la versión de Kiko Rivera, pues cree que es una estrategia para que no se siga hablando de sus infidelidades y que no salgan más chicas. Según la periodista, Isabel le confesó que le quiere ver, le llama y no puede hablar con Kiko. Una falta total de comunicación que estaría afectando seriamente a Isabel Pantoja.

Sin duda, la situación entre madre e hijo parece que cada vez va a peor y, ahora, Isabel Pantoja podría estar dudando de las palabras de su hijo por primera vez, al menos, en público. Los colaboradores del programa no se podían creer que la situación estuviera tan mal entre los dos y que Isabel Pantoja se una a los críticos que no se creen a Kiko Rivera.