Aurah Ruiz habla sobre la fortuna que le cuesta el colegio de su hijo Nyan

El hijo de Aurah y Jesé sufre una enfermedad extraña e incurable desde que nació

Aurah Ruiz
Aurah Ruiz

Aurah Ruiz siempre ha dejado claro que su prioridad es su hijo Nyan y lo único que quiere la ex-gran hermana, a pesar de los problemas de salud del pequeño, es que tenga una vida normal. Por eso, no le ha importado tener que pagar una gran cantidad económica para que su hijo asista a un centro educativo y tenga una vida lo más normal posible. En su último vídeo en la plataforma Mtmad, Aurah ha explicado cómo han sido estos dos meses en la vida del pequeño asistiendo a un centro educativo.

Además de los 2488,78 euros del centro educativo, Aurah tiene que hacer frente a las "carísimas" terapias

El pasado mes de septiembre tuvo lugar un momento muy importante en la vida de Aurah Ruiz: su hijo Nyan asistía al colegio por primera vez en su vida, como cualquier pequeño de su edad. Pero, ahora, dos meses más tarde, Aurah ha querido contar cómo ha vivido este período tan relevante para ambos.

La ex-gran hermana se muestra muy feliz por este gran paso que ha dado su hijo que, por culpa de la extraña e incurable enfermedad que sufre, es una auténtica odisea para el pequeño: ir cada día al centro educativo. Pero, tras pasar más de un mes desde el comienzo del proceso de adaptación, Aurah asegura que vale mucho la pena el esfuerzo por parte de ambos para lograr el objetivo: que Nyan tenga una vida lo más normal posible.

A lo largo de las primeras semanas, Aurah ha confesado que tenía que permanecer en el centro, todo el día, para estar pendiente de que a Nyan no le pasara nada. Un comienzo que no fue nada fácil para el pequeño. “El colegio se ha dado cuenta de que Nyan tiene algo más aparte de su enfermedad, tendría algo que le cuesta adaptarse a estar con los niños”. Esto le ha obligado a pagar los servicios de una persona extra que esté pendiente del pequeño en todo momento. De esta manera, no tiene que estar allí todo el tiempo y puede dedicarse más tiempo a su trabajo y a ella misma.

El pequeño asiste a un centro privado pues Aurah quería que fuera un centro educativo con una enfermera disponible en todo momento, hecho que no sucede en los colegios públicos. Esto le obliga a desembolsar 2488,78 euros al mes, además de tener que hacer frente a los costes de las terapias que son “carísimas”. Aurah ha dejado claro que “todo el dinero que yo gano va primero para mi hijo”.

Sobre las críticas que recibe en las redes sociales, ha querido dejar muy claro que todo lo que gana va primero para Nyan y su objetivo es que tenga un futuro mejor: “Mi hijo va por encima de todo y me gasto lo que tenga que gastar solo para que mi hijo el día de mañana pueda ser feliz y estar bien. Muchas de las cosas que tiene el niño ustedes no lo saben, no saben nada