María Patiño acerca de Irene Rosales en Socialité: " Es una desgraciada"

La presentadora y colaboradora de Sálvame ha tachado sin tapujos lo que opina de la mujer de Kiko Rivera

María Patiño
María Patiño

Ocurría el pasado domingo en el programa Socialité presentado por María Patiño. Uno de los temas principales del espacio giraba en torno a la entrevista que Kiko Rivera concedía a Sábado Deluxe donde el hijo de Isabel Pantoja reconocía abiertamente que había engañado a su mujer en más de una ocasión.

María Patiño entrevistaba el pasado sábado a Kiko Rivera y aseguraba en Socialité que su percepción era de haber visto a  un hombre totalmente perdido

Tal y cómo la protagonista manifestó en el programa que presenta, Kiko Rivera podría estar pasando por uno de los peores momentos de su vida. " Jamás pensé que el hijo de Isabel Pantoja fuera a dar las demoledoras declaraciones que dió en el Deluxe. Puedo prometer que no estaba nada preparado y que la entrevista previa que le hizo la dirección del programa iba a tratar sobre sus supuestas deslealtades a Irene. Nunca pensamos que Kiko estuviese tan mal y aunque muchos opinan que lo hizo para desviar el tema de las infidelidades, yo que lo tuve delante le creí. Solo tuve que fijarme en sus ojos y su mirada triste. Es un hombre totalmente hundido y que debería buscar ayuda sicológica lo antes posible porque podría tener una recaída grave en sus adicciones.

María Patiño: "Creo que Irene Rosales es una desgraciada viviendo todo lo que ha tenido que vivir al lado de su marido

Patiño tuvo un desafortunado comentario hacia Irene que no pareció gustar mucho a los espectadores y en las redes sociales al tachar a la nuera de Isabel Pantoja de ser una "desgraciada".Como ya explicara Irene en la programa ' Viva la vida' , ella se siente feliz al lado de su marido y de las dos hijas que tienen en común y cuando decidió darle el " Si quiero" a su marido, sabía sobradamente que tendrían sus momentos buenos y menos buenos. Irene confesaba a Emma que los dos estaban muy enamorados y que ella ya lo perdonó en su momento cuando ocurrió el famoso hecho de la camarera que trabajaba en su discoteca de Sevilla.