Carla Barber, con su nuevo proyecto profesional ganaría 36.000 euros en 12 horas

Carla Barber no solo está viviendo una etapa feliz en el amor, también en los negocios con su propia clínica

Carla Barber
Carla Barber

Carla Barber no solo fue Miss España o participante de “Supervivientes”, en la edición de Mila Ximénez. Carla posee su propio centro de estética y sigue ampliando su curriculum, por ejemplo, formando a profesionales en las técnicas que utiliza, día a día, con sus clientas. Este nuevo proyecto le podría hacer ganar, nada más y nada menos, que 36.000 euros en apenas doce horas.

Carla Barber lleva un año ejerciendo como profesora algunos fines de semana

Según el programa “Socialité”, la médico podría ganar esta cifra en menos de doce horas, una cifra que le permitiría seguir llevando un alto tren de vida junto a su novio, el colaborador de televisión Diego Matamoros. La realidad es que las redes sociales de Carla están llenas de fotografías que demuestran que la vida de Carla está repleta de lujos: prendas de primeras marcas, restaurantes de lujo, viajes a destinos paradisíacos...

La que fuera Miss España lleva justo un año ejerciendo de profesora para profesionales del sector, en un curso de medicina estética en la que muestra su forma de trabajar de manera práctica por 2.420 euros y en el que promete que sus alumnos “aprenderán las técnicas médicas que la doctora utiliza para obtener sus sorprendentes resultados”.

O sea, que por doce horas de curso que se dividen de la siguiente manera: cuatro durante el viernes y ocho durante el sábado, con un total de quince alumnos en clase, Carla Barber se desembolsa un total de 36.300 euros, lo que significa que por cada hora de clase factura 3.025 euros.

Unas cifras que no sorprenden a los periodistas que llevan meses detrás de los negocios de Carla que, desde que abriera su propia clínica hace menos de tres años, ha logrado unos beneficios de récord, por ejemplo, se habla de que ha ganado ya 240.000 euros desde que abrió su clínica. En un primer momento, Carla trabaja en el barrio de Chamberí, pero ahora ha trasladado su clínica a una villa en pleno Barrio de Salamanca, próxima a la antigua Residencia de Estudiantes.

Igualmente, Carla tiene dos empresas más: una con la que gestiona sus trabajos en las redes sociales y, la tercera, a través de la cual factura la venta de productos de belleza en su clínica (cremas, productos anti-edad...). Todo esto ha hecho que Carla gane miles de euros al año.

En el caso de Diego, su fuente de ingresos son las redes sociales y sus apariciones en televisión. Según “Socialité”, el hijo mayor de Diego Matamoros ha facturado unos 175.000 euros en portadas y en entrevistas contando sus problemas familiares y su vida privada, durante los últimos años.