Kiko Rivera admite sus problemas psicológicos: “No me quiero, estoy jodido, no soy feliz”

Kiko aseguró sentirse un inútil por no poder llevar dinero a casa en la situación actual y no recibe la ayuda de autónomos

Kiko Rivera 2
Kiko Rivera 2

Fue Antonio Rossi el responsable de poner contra las cuerdas a Kiko hablando de todos los rumores de infidelidad que han rodeado al hijo de Isabel Pantoja en los últimos años. “¿Qué te dice tu mujer cada vez que ocurre?”. El invitado se puso a la defensiva, asegurando que todo lo que se dice de él no es cierto y si lo fuera, a la única persona a la que tiene que dar explicaciones es a su mujer, Irenes Rosales. “Irene no vive en una continua mentira conmigo. Yo ha cambiado”.

Tras este pequeño enfrentamiento, Kiko abrió su corazón y ha confesado que tiene problemas psicológicos, una autoestima muy baja, piensa que las personas que le rodean solo están a su lado por interés y que la imagen que muestra ante las cámaras es siempre sonriendo, pero en su casa tiene muchos momentos de bajón.

Kiko Rivera aseguró que estaba pasando la peor etapa de su vida, que estaba "muy jodido"

Siendo muy honesto, Kiko habló de su pasado y aseguró que su vida nunca ha sido fácil aunque la gente piense lo contrario, su vida no ha sido nada fácil por ser el hijo de la tonadillera Isabel Pantoja. A lo largo de la entrevista, Kiko ha contado lo mal que lo ha pasado y lo importante que han sido sus amigos en algunos momentos de su vida. En estos momentos, Kiko ha confesado que está viviendo un momento “muy jodido” y que tiene una gran sensación de tristeza, algo que no suele hablar con su mujer y que su madre no tenía conocimiento alguno pues no habla con ella de estas cosas.

“Debería ir al psicólogo, algo tengo. Estoy triste, decaído, y no soy feliz con mis metas ni estoy al 100% en mi trabajo. Me he centrado en otras cosas, en jugar a videojuegos en vez de hacer las cosas, no tenía ganas. Estoy en el subsuelo”.

Ante estas palabras, los colaboradores de “Sálvame” no dudaron en recomendarle que vaya a un psicólogo, que pida ayuda, pues todo parece indicar que el DJ está pasando por una depresión.

Igualmente Kiko quiso dejar claro que había hecho muchas tonterías por culpa de las adicciones que sufría en el pasado. Y, desde que dejó las drogas, no se siente al 100%. Además, ha recibido la ayuda de autónomos (volvió a ponerse a la defensiva sobre este tema), pero ahora no por cobrar una serie de trabajos y la situación económica es muy complicada y tiene la sensación de ser un inútil por no poder llevar dinero a casa.