Irene Rosales reafirma las deslealtades de Kiko Rivera

Irene Rosales se puso en contacto con Alicia para que se alejara de su marido, cuando Kiko era quién escribía los mensajes

Irene Rosales
Irene Rosales

Irene Rosales ha hablado en “Viva la vida” y ha confirmado que Kiko Rivera le fue desleal durante una etapa muy dura de su vida: cuando su madre estaba muy enferma. Irene era plenamente consciente de la actitud que tenía su marido: “Le dije a una chica que se alejara de mi matrimonio”.

Eso sí, a pesar de lo que vivieron en aquel momento, actualmente la pareja no está viviendo una crisis pero si han atravesado un bache. Y sobre las palabras pronunciadas por Techi, Irene lo niega pero admite que Kiko le mandaba mensaje a Alicia, una camarera de la discoteca “El hoyo” de Sevilla.

Kiko Rivera está en el centro de todas las críticas. Su ex-novia Techi ha vuelto a los focos de los medios de comunicación para hacer públicas una serie de mensajes subidos de tono con Kiko Rivera, ahora que está “felizmente” casado con Irene Rosales. A partir de ese momento, aparecieron nuevos testimonios sobre deslealtades por parte del hijo de la tonadillera Isabel Pantoja.

Emma García no acababa de creer las palabras de Irene Rosales y le advirtió que su mirada era triste

Irene lo tiene muy claro, no le quiere dar importancia a los rumores y se muestra contundente a la hora de decir que “lo que venga de Techi tiene poca credibilidad". Actualmente la pareja no está pasando una crisis, que no están mal y que el matrimonio sigue “todas a una”. Este asunto no le duele absolutamente nada, pero sí le acaba afectando porque “si tengo que dar un paseo con mi hija y tengo prensa en la puerta para preguntar algo que me duele. También me molesta que se suba gente al carro”.

Además, la colaboradora dice “en siete años hemos tenido muchos momentos felices pero también otros momentos malos, pero es verdad que se queda en la intimidad de mi casa. Sí que es cierto que en esos momentos malos han podido pasar ciertas cosas”. Emma García no le acababa de creer y aseguraba que en sus ojos había tristeza, a lo que Irene está convencida de algo: este años ha sido muy duro, pero esta metedura de pata por parte de su marido no afecta a su matrimonio ni a sus hijas.

Él ha cometido sus fallos, pero eso es cosa de mi marido y mía. Y que no diga que llevo cuernos porque yo cuernos no llevo, porque no soy ningún animal”. Sobre el papel de Alicia, confirma que ella se puso en contacto con ella para que se alejara de su marido. Pero no fue por culpa de los mensajes en el teléfono móvil de Kiko Rivera: “Fue un sexto sentido. Pero me arrepiento de lo que hice y supe que iba a salir”.

Todo sucedió el pasado mes de enero, cuando la pareja estaba viviendo “un bache”. Irene estaba viviendo un mal momento tras fallecer su madre y “Kiko no estuvo a la altura”, pero acabó refugiándose en Alicia, la camarera a la que le subía mensajes subidas de tono. Finalmente, Irene y Kiko lograron superar esa crisis, aunque les costó bastante. Ella no solo logró perdonar a Kiko, sino que le dio las gracias, pues fue fundamental para superar el fallecimiento de su madre. “Él ha metido la pata, pero no hay que crucificarle”.

Irene quiso quitarle hierro a lo que ha sucedido asegurando que ella también estaba teniendo una mala actitud por la situación de su madre y que Kiko pensaba que ella ya no estaba enamorada de él. Por esa razón acabó fallando a la relación. En el medio, el papel de Isabel Pantoja fue como consejera pero Irene asegura que no suele meterse en el medio del matrimonio y si decide hacerlo, es solo para que superen los baches. Y les dio un consejo: que no le den cuentas a nadie, si entre ellos han solucionado un problema.