El último retoque estético de Anita Matamoros tras su operación de pecho

Anita Matamoros tuvo que volver a pasar por el quirófano tras una infección en una prótesis de pecho

Anita Matamoros
Anita Matamoros

Tras sus recientes problemas por una operación de aumento de pecho que no salió como se esperaba, la hija pequeña de Kiko Matamoros ha decidido hacerse un nuevo retoque estético. La joven ha acudido a una conocida clínica de estética para hacerse este pequeño retoque y ajena a todas las polémicas protagonizadas por su progenitor en los platós de televisión.

Anita Matamoros está siendo el centro de las críticas por su relación con su padre, Kiko Matamoros

Anita Matamoros se ha convertido en la gran estrella, de manera involuntaria, de las tertulias en televisión por culpa de su mala relación con su padre, el colaborador de televisión, Kiko Matamoros. La joven ha decidido mantenerse al margen de todo lo que se dice y no se pronuncia, al menos en público, sobre el conflicto. Ajena a todas las polémicas, este mismo martes, Anita ha acudido a una conocida clínica de estética con el objetivo de eliminar, mediante láser, todas las cicatrices de su operación de pecho (realizada el pasado mes de junio, tras el final del Estado de Alarma, y que no salió como la joven esperaba).

Anita ha explicado a través de su Instagram el motivo de esta visita: “He venido para empezar a hacerme el láser para las cicatrices del pecho. Sabéis que me operé en julio, y ahora ya después del verano y que ya estoy aquí (en Madrid) asentada, voy a empezar a hacerme el láser en las cicatrices para que se noten lo menos posible o puedan no llegar a notarse”.

Anita Matamoros decidió volver a pasar por quirófano el pasado junio para realizarse una mastopexia, o sea, una elevación con prótesis. Aunque la joven quedó muy contenta con el resultado y todo parecía que había salido perfecto, una infección en una de sus prótesis hizo que, apenas un mes después, tuviera que volver a pasar por quirófano para que le retiraran las prótesis en una operación de urgencia. La joven perdió el resultado pero reconoció estar muy contenta con haber pasado por esta nueva intervención. De todo aquello, a la joven solo le quedan unas cicatrices que ha decidido eliminar ahora.

Sin duda, Anita ha empezado el mes de septiembre con muchos cambios. Primero, sorprendió a sus seguidores con unas simpáticas mechas en color rosa. A Anita, que reconoció hacerlo por probar, le encantó el resultado final y decidió potenciar el tono: se hizo todavía más mechas de ese color y se cortó el pelo. “Me he metido un tajo bueno”. Pero el mismo día que se hizo el láser para borrar las cicatrices, la joven se puso unas largas extensiones.

TAMBIÉN EN: