Kiko Matamoros harto de Makoke, su hijo y de Anita

Kiko Matamoros, Makoke y Javier Tudela padre vivieron 20 años de conflicto jurídico

Kiko Matamoros
Kiko Matamoros

Kiko Matamoros ha dejado claro, en el plató de “Sálvame”, que está harto de su ex-mujer, Makoke; del primer hijo de la colaboradora, Javier Tudela y de la hija de ambos, Anita. “Yo estoy para que me den palos en la cabeza el niño, la niña y la madre”.

Kiko Matamoros no puede más. Según él, la última mentira de Makoke ha sido asegurar que había bloqueado a su hija sin darle ninguna explicación.

Desde que la pareja formada por Kiko Matamoros y Makoke decidió separse, la polémica entre ellos no han cesado. En el último mes, la relación ha ido a peor después de la confesión de Kiko asegurando que no tenía relación con su hija pequeña, Anita, a la que consideraba su “ojito derecho”.

Pero ahora el conflicto familiar se endurece con el enfrentamiento entre Javier Tudela, hijo mayor de Makoke, y el propio Kiko con el que convivió varios años. El joven realizó unas declaraciones bastante polémicas sobre el distanciamiento existente entre Kiko Matamoros y Anita, llegó a mencionar la edad de Kiko y el colaborador de Telecinco decidió explicar las tres razones por las que decidió romper la relación con su hija Anita, entre las que están unas fotografías de Anita en el barco del padre del propio Javier.

Para Kiko Matamoros la situación es problemática porque llevan un total de 20 años con litigios con el propio Javier Tudela padre a nivel legal, entrando y saliendo de los trirbunales, con lo que no es capaz de entender la actual cercanía de Anita. Makoke se lo quiso explicar en “Viva la vida”: “He educado a mis hijos sin rencor”.

En el paltó de “Sálvame”, Kiko Matamoros no podía evitar reírse al escuchar a Makoke y a Javier Tudela. Ante sus palabras, Kiko no dudaba en advertirles: “Estoy en disposición de seguir desmontando lo que decís, este meloncito lo habéis abierto vosotros tú, tu niño y otros dando información falsa y manipulada”. “A mí lo que dice su madre no me hace daño, lo que dice el niño... tampoco”.

Ante las duras críticas por parte de sus compañeros en “Sálvame”, Kiko se quejaba: “Yo estoy para que me den palos en la cabeza el niño, la niña, la madre y el espíritu santo”.

Kiko Matamoros quiso aprovechar para recordar que él le fue infiel varias veces a Makoke y que la colaboradora no es ninguna santa: utilizó a la propia Anita como coartada para verse con otro hombre en Ibiza a sus espaldas.